Lo más visto

Más de Opinión

Mañana inicia el FONAT

Hace algunas semanas escribí sobre el Fondo Nacional de Atención a las Víctimas de Accidentes de Tránsito (FONAT). Mantuve y sigo manteniendo que este proyecto no es más que otro gasto a agregar en los trámites que con refrendas de permisos tienen que ver.
Enlace copiado
Mañana inicia el FONAT

Mañana inicia el FONAT

Mañana inicia el FONAT

Mañana inicia el FONAT

Enlace copiado
En aquella ocasión analicé los $42 millones y su desglose, lo cual resultó una estafa total: más presupuesto para un presupuesto en salud ya estimado. Más presupuesto para tener más pleitos con el transporte público. Más presupuesto para una educación vial que viene desde la carnetización de los motoristas de buses. Y un poco de presupuesto, para las víctimas de los accidentes de tránsito.

Sin embargo, ahora que ya está aprobado me surgen algunas preguntas que estoy seguro a más de uno de mis lectores le van a surgir. De igual manera, si no le han surgido, estas le ayudarán a pensar mejor en lo que está pagando su dinero.

La primera pregunta que viene a mi cabeza es ¿por qué establecer un sistema de “seguro” manejado por el Gobierno y no por una aseguradora? Si la finalidad principal es establecer un seguro de responsabilidad civil antes las víctimas que podrían resultar de los accidentes de tránsito, lo más lógico sería que este dinero fuera aportado por una aseguradora y que formara parte de un sistema burocrático para su reclamo.

En segundo punto, pienso ¿por qué un proyecto de protección a víctimas debe incluir la compra de “buses chatarra” entre sus objetivos?

Se debe tener en cuenta que el monto de $10.3 millones para la compra de unidades de transporte colectivo en desuso representa el83.06 % del total a destinar para fallecidos o discapacitados resultantes de un accidente de tránsito. Me resulta ilógico, porque la mayoría de accidentes que implican al transporte público no son por fallas mecánicas, sino por negligencia del conductor.

Por otra parte, luego de tanta polémica para decidir si implementar un seguro obligatorio o cobrar por una renovación de placas ¿de dónde surge un seguro pagado al Gobierno? En todo caso y de acuerdo con el contexto del que venimos, la opción menos sacada de la manga habría sido un seguro obligatorio, que no llevara a los afectados a los mismos hospitales de la red de salud gratuita; con los mismos profesionales, el mismo equipo, los mismos procedimientos, la misma falta de medicamentos y el mismo tiempo de espera para ser atendido. Pero con $14.4 millones más de presupuesto, esperemos visibles.

Y es que parece que este fondo para víctimas de accidentes de tránsito no es más que la fachada para obtener la reposición del mal uso presupuestario que tienen las entidades implicadas. En ese sentido, ¿para qué nombrarlo fondo para víctimas, cuando solo el 30 % va destinado para ello? Del total, el 70 % va para salud y transportistas. ¡Qué víctimas!

No es claro tampoco el uso que los salvadoreños le daremos a este tipo de iniciativas, que me parecen buenísimas, si fuesen destinadas en su totalidad a garantizar el bien común.

Sin embargo, tenemos una legislación que se toma desde las 10:23 p. m. hasta la 1 a. m. para analizar algo, que ni siquiera tiene bases establecidas de cómo operará.

Seguramente, pronto veremos pleitos y reajustes presupuestarios para redefinir quién se lleva más tajada del 70 % que no representa al pueblo salvadoreño.

Tags:

  • FONAT
  • Gobierno
  • víctimas
  • buses

Lee también

Comentarios