Lo más visto

Marea alta en política

Todo ejercicio del poder político tiene efectos sobre la sociedad, además de mantener la cohesión del Estado y el control del mismo. Todo es cuestión de estrategias y simulacros.
Enlace copiado
Marea alta en política

Marea alta en política

Marea alta en política

Marea alta en política

Enlace copiado
Un medio para desentrampar la polarización política es el intercambio de pensamiento entre los gestores de la política salvadoreña buscando puntos de contacto y de interés común. El debate se caracteriza por ser un medio de combinar información y ampliar el alcance de los argumentos para tratar los temas nacionales. En la medida que la polarización evoluciona, los actores políticos se vuelven más reticentes para aportar información sobre los temas que generan crisis en las estructuras del Estado y en su funcionamiento pero deben de ser canalizadas políticamente y aprovechadas jurídicamente, lo que produce una ventaja de estas circunstancias para lograr estabilidad política, aunque siempre se defiendan posiciones en tal sentido.

El Salvador debe estabilizar el régimen democrático y alcanzar el desarrollo económico para lo cual tendrá que dar solución a varios desafíos. Se esperan fuertes enfrentamientos entre los candidatos a la presidencia cuando se debatan programas de gobierno como su deteriorada economía, políticas de seguridad, las relaciones internacionales, uso de bienes estratégicos del Estado. En ocasiones se nota confusión en la mente de los políticos al tratar de encontrar la salida a los temas nacionales, porque no comprenden que las diferencias que existen entre dichos temas generan polarización, y que esta solo es en cuestión de grados, y que todos los opuestos pueden llegarse a un entendimiento, y que la tesis y antítesis son idénticas en naturaleza, difiriendo solamente en grado. Las diferentes maneras de pensar frente al manejo de la administración del Estado obviamente es factor que divide formando grupos antagónicos y además fragmentan a la sociedad, especialmente de cara a la sucesión presidencial; pero hay que tomar en cuenta que la polarización y el sistema democrático se excluyen entre sí; son incompatibles.

Las maniobras políticas se pueden realizar en varios actos, por razones estratégicas, pues en el escenario nacional que contiene diferentes representaciones políticas divididas se torna difícil unificar la agenda nacional, lo que permite identificar qué es lo que está detrás de las relaciones de poder y conseguir un equilibrio entre los polos. La salud de la democracia necesita un debate político serio entre los diferentes aspirantes a la presidencia. El ritmo de la sociedad es la compensación de la polarización, que avanzan y retroceden en algunos aspectos, pero siempre funcionando el sistema político. El giro de la política tiene su propio ritmo en la medida que su movimiento en algunas ocasiones son a la derecha y en otras ocasiones a la izquierda. Lo importante es no llegar a extremos totales.

La habilidad del político es tener paciencia de relojero para escrudiñar los engranajes del reloj de la política y un comportamiento avezado en la naturaleza del poder; pues si bien es cierto, la política y la administración pública son dos cosas distintas, sin perder de vista que un buen gobernante debe ser un político sagaz para entender e interpretar el supra poder. Y así se configura el principio: “Un poco diestro en la táctica, ingenuo en la maniobra”.

Tags:

Lee también

Comentarios