Lo más visto

Más allá del vaso de leche y una computadora

La generosidad es muy buena, y en ese sentido proveer el vaso de leche a un niño y acceso a una computadora es bueno, pero no bastará para que esos niños puedan obtenerlos por sí mismos el día de mañana, si no se les educa para que puedan hacerlo.
Enlace copiado
Más allá del vaso de leche y una computadora

Más allá del vaso de leche y una computadora

Más allá del vaso de leche y una computadora

Más allá del vaso de leche y una computadora

Enlace copiado
Si alguno de los 6 gobiernos posteriores a los Acuerdos de Paz hubiese establecido una visión precisa de lo que debiera enseñarse en nuestro sistema de educación y formación, ahora que ya pasaron más de 25 años estaríamos cosechando los resultados. De modo similar, si el Gobierno actual o el que le suceda tampoco establece una visión a largo plazo del sistema de educación y formación del país, pasarán otros 25 años sin que nuestros niños empiecen a ser educados como lo necesitan ellos y nuestro país. Esa visión debe estar al margen del sesgo o preferencia política del gobierno de turno, y debiera plantear lo que debe pasar con nuestro sistema educativo y de formación en 5, 10, 15, 20 años.

¿Cuál debe ser la visión? ¿Qué se lograría haciéndola realidad? ¿Cómo se puede alcanzar? ¿Qué debiera hacerse y completarse cada 5 años? ¿Cuánto hay que invertir y dónde empezar? Son preguntas que nuestros gobernantes deben comunicar con extrema claridad de propósito y con firme determinación para lograrlo, aunque sobre la marcha de su esfuerzo de ejecución tengan que lidiar con restricciones de presupuesto.

No se trata de inventarse la rueda, bastará considerar las necesidades de conocimientos y habilidades que cualquier persona enfrenta actualmente para progresar, sea como empleado o como empresario: una amplia gama de competencias académicas, empresariales y tecnológicas para sobrevivir en la economía basada en el conocimiento.

Y esto es así desde hace muchos años. Si observamos a la Unión Europea, informándonos un poco en internet, nos enteraremos que hace 16 años, consciente de las nuevas necesidades de la educación, el Consejo Europeo de marzo del año 2000 en Lisboa incluyó entre sus conclusiones la “Preparación del paso a una economía competitiva, dinámica y basada en el conocimiento”, que entre muchas cosas consideró que “todo ciudadano debe poseer los conocimientos necesarios para vivir y trabajar en la nueva sociedad de la información”.

Tales conclusiones de hace 16 años mantienen a Europa realizando esfuerzos bien orientados que modifican sus sistemas de educación y formación, alineándolos perfectamente a sus necesidades y visión de hacer crecer sus economías y el empleo para sus ciudadanos, a través de la educación.

En ese contexto, el año 2006 el Parlamento y el Consejo Europeo emitieron una recomendación en la que comunican “sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente”, las cuales se recomiendan como marco de referencia para el desarrollo del sistema educativo y de formación de los países europeos. Estas competencias, ocho en total, serían el marco de referencia europeo para alinear los sistemas educativos y de formación y que estos puedan formar en sus ciudadanos las competencias necesarias para poder trabajar y vivir en la era del conocimiento.

Los 16 años que lleva Europa y los años que le faltan evidencian que requiere años de trabajo desarrollar las acciones para alcanzar una visión sobre el sistema educativo y de formación alineada con las aspiraciones de progreso económico. Y si a una potencia como Europa le toma años es lógico que a nuestro país le tomará igual o más, por lo que no podemos esperar menos de nuestros gobernantes que plantear cuanto antes una visión clara y a largo plazo, diferente de lo que se ha hecho hasta ahora, así como el anuncio de objetivos y planes precisos para alcanzarla; podrían comenzar de inmediato las primeras acciones con la educación preescolar.

Tags:

  • vaso de leche
  • computadora
  • educación
  • oportunidades

Lee también

Comentarios