Lo más visto

¿Me presta una?

Me alegra que un ciudadano haya tenido la iniciativa de solicitar información para conocer el número de armas que de manera privilegiada la Fuerza Armada ha concedido a funcionarios y exfuncionarios.
Enlace copiado
¿Me presta una?

¿Me presta una?

¿Me presta una?

¿Me presta una?

Enlace copiado
La información difundida por LPG (13.12.16) otorga el derecho de solicitarle al ministro de Defensa que me preste un fusil y una pistola de la Fuerza Armada. Lo solicito ejerciendo el derecho del artículo n.º 3 de la Constitución de la República: todas las personas somos iguales ante la ley.

Le aseguro, Sr. ministro, que cuando me conceda, temporalmente, armamento de la Fuerza Armada para uso y beneficio privado, no tendrá motivo para suponer alteraciones de orden público. Voy a utilizarlo para aprovechar un espacio falto de decoración. Le aseguro, Sr. ministro, que cuando me conceda el armamento de la Fuerza Armada en préstamo temporal, me cuidaré de no ser blanco fácil de esos que andan buscando armamento privativo de la Fuerza Armada. Le aseguro, Sr. ministro, que a nadie le comentaré que usted me concedió el privilegio de utilizar recursos públicos para fines privados. Y cuando me las preste, puede tener la certeza que mi vida no estará en peligro. Yo me corro con el riesgo. Su responsabilidad es no más que registrar los recursos públicos que me concede en préstamo, con todas sus especificaciones, la fecha de entrega y la fecha previsible de devolución. Previsible porque el préstamo puedo interpretarlo como un regalo.

¿Qué características debe tener una persona para que el Ministerio de Defensa Nacional (MDN) otorgue en préstamo armamento que tiene bajo su tutela y responsabilidad? Pregunto porque dice la Constitución de la República que “la Fuerza Armada es una institución permanente al servicio de la nación”. El servicio a la nación ¿incluye el préstamo de armamento de la Fuerza Armada a civiles para uso y beneficio privado? O ¿para colaborar con las atribuciones de la Fuerza Armada?

Con la Ley de Acceso a Información Pública los funcionarios públicos están sometidos a demandas de información de cualquier ciudadano. Todos tenemos derecho de respuesta y de acceso. Y todos los funcionarios públicos tienen obligaciones. Esa es la situación, Sr. ministro. Y si no toman conciencia los que deben responder, hacen declaraciones que dejan mucho que desear y mucho en qué pensar. ¿Qué justifica la política de préstamo de armamento de la Fuerza Armada a civiles para uso privado?

Supongo, Sr. ministro, que en el marco de la política de inclusión social del gobierno, la Fuerza Armada está incorporando a civiles en la tarea de la defensa de la soberanía del Estado y de la integridad del territorio. Y que esto justifica que cualquier persona, especialmente funcionarios y exfuncionarios, tengan en calidad de préstamo temporal armas privativas de la Fuerza Armada. Quiero conocer quiénes son los elegidos y por qué.

Supongo, Sr. ministro, que las respuestas que justifican su negativa a dar la información solicitada por el ciudadano interesado en conocer quiénes son, qué modelos de armas de la Fuerza Armada tienen en calidad de préstamo y durante qué periodo es por falta de comprensión de la pregunta. Si el ciudadano preguntara qué funcionarios y exfuncionarios han asumido la responsabilidad de colaborar con las atribuciones de soberanía nacional e integridad del territorio que la Constitución le concede a la Fuerza Armada, ¿las respuestas serían otras? Se podría suponer que los privilegiados hacen servicio militar.

Supongo, Sr. ministro, que el ciudadano interesado en la información pregunta con quién, con qué y desde cuándo se ha “ciudadanizado y privatizado” el uso de armamento de la Fuerza Armada, porque quiere conocer el proceso de modernización de la Fuerza Armada o la necesidad de reconversión para asumir la tarea asignada en la Constitución de la República. Y esta inquietud necesita respuestas concretas.

Me alegra que un ciudadano haya tenido la iniciativa de solicitar información para conocer el número de armas que de manera privilegiada la Fuerza Armada ha concedido a funcionarios y exfuncionarios. Y me alegra porque demuestra que los funcionarios toman posición de su cargo y abusan de su poder. Unos pidiendo y otros concediendo. ¿Qué ley le autoriza al ministro de la Defensa y sus subordinados dar en préstamo equipo que no les pertenece? ¿Qué ley le otorga esa atribución al ministro de Defensa? No sé cuál, pero si otros ciudadanos tienen acceso a bienes públicos privativos de la Fuerza Armada, cualquiera puede ponerse en línea para le presten una. ¿Cómo justificar la negativa?

Tags:

  • armas
  • ministerio de defensa
  • funcionarios
  • transparencia
  • información

Lee también

Comentarios