Lo más visto

Más de Opinión

Medidas extraordinarias 2018 renovadas por seis meses, ¿por qué?

Las denominadas medidas extraordinarias decreto n.º 321 han llegado a un desenlace de la agenda mediática de las últimas semanas con el acuerdo en la Comisión de Seguridad y Combate a la Narcoactividad por parte de ARENA, GANA, PCN, PDC, serán renovadas por seis meses sin ningún cambio, y aduciendo falta de tiempo por diferentes plazos y protocolos legislativos a pesar de que el señor ministro de Justicia y Seguridad con instrucciones del señor presidente de la República presentaron en el mes de enero la solicitud de prórroga con suficiente anticipación para ser escuchados y justificar la posición del Ejecutivo y los diputados poder hacer las consultas y análisis que se consideraran convenientes.
Enlace copiado
Ricardo Sosa / Experto en seguridad y criminología

Ricardo Sosa / Experto en seguridad y criminología

Enlace copiado

El mensaje que nos envía la Comisión de Seguridad Pública es que no le dieron la importancia y prioridad de lo que representa para el país la decisión relacionada con dicho decreto luego de veinticuatro meses de aprobado, y que el periodo de campaña por mantener sus puestos en la Asamblea Legislativa fue su prioridad, ya que los argumentos y justificaciones de último momento no solo nos demuestran su falta de compromiso e interés sino que no están desarrollando un trabajo técnico para poder medir y evaluar los decretos y disposiciones que aprueban y pasan al pleno para su aprobación.

La renovación en automático por seis meses más no solo carece de argumentos técnicos, sino que se generan especulaciones en diferentes medios para autorizar de esta manera una prórroga que en el tiempo aprobado solo indica que el tema seguirá en lista de espera, sin la responsabilidad y seriedad que dicho decreto y sus implicaciones amerita, y que cuando ingresen a las últimas semanas para el vencimiento continuarán las improvisaciones y con el componente de una campaña presidencial en pleno desarrollo que les impedirá tomar decisiones apegadas en beneficio del país y serán las agendas electoreras y los cálculos de votos lo que seguramente van a influir.

Considero que dos meses eran suficientes para hacer las modificaciones, pero todo indica que las declaraciones matutinas en la entrevista Diálogo con Ernesto López la que realmente logró que se pusieran de acuerdo, y no retrasar más la renovación, a falta de veintiséis días para que venciera la prórroga.

Si existe una necesidad imperiosa en materia de seguridad pública, políticas y planes contra la inseguridad, es que existan mediciones y evaluaciones del impacto de las mismas por medio de indicadores que estarán no solo predeterminados sino acordes a lo que se va a medir para que nos brinde información de calidad para poder determinar los métodos sean cualitativos o cuantitativos para finalmente llegar a conclusiones y recomendaciones técnicas. La próxima Comisión de Seguridad y Combate a la Narcoactividad 2018-2021 deberá planificar su trabajo de manera estratégica e incorporar dichas mediciones técnicas, solicitar informes, reportes, análisis, indicadores de manera mensual y cuando sea necesario, saberlos leer y comprender, de lo contrario no podrán aportar a la FGR, PNC y FAES que apoya en tareas a la seguridad pública, las herramientas legales y actualizadas contra el crimen organizado transnacional que opera en El Salvador.

Mientras tanto las observaciones a violaciones de derechos individuales, humanos y constitucionales en los seis centros penales deberán esperar 206 días.

Lee también

Comentarios