Mejor vamos a votar

Enlace copiado
Enlace copiado

A pocos días de las elecciones, debo confesar que me siento como un aficionado del fútbol esperando una final. A mí sí me gusta la época electoral. A pesar de que este año hubo muchas campañas llenas de promesas vacías y un abuso al momento de editar las fotografías de campaña de algunos candidatos, solo por mencionar algunos puntos de mejora para el próximo año.

Sé que la mayoría de salvadoreños estamos desencantados con la manera en la que se está conduciendo el país y –por ende– con los políticos que están actualmente en el poder. Y que esta combinación está llevando a muchos a considerar no ir a votar o a anular su voto.

Y aunque respeto a quienes anularán su voto como muestra de protesta o de llamado de atención hacia la clase política, pero me parece importante recordar que el porcentaje de voto duro de los dos partidos mayoritarios sigue siendo bastante alto. Demasiado como para que el voto nulo genere un impacto.

Ante de que decidan anular su voto, me parece un buen ejercicio que hagamos la tarea e investiguemos a los candidatos, en estos pocos días que quedan antes de las elecciones. Solo en San Salvador hay más de 200 candidatos a diputados entre todos los partidos (e independientes). Yo les aseguro que al menos habrá un candidato que merezca el voto. Y ese único es suficiente para no dejarle la decisión al voto duro de los dos partidos más grandes.

Cuando se trata de elecciones, otra de las molestias que más escucho es que la política de este país no da espacio suficiente para que participemos quienes no estamos involucrados en los partidos, o que las pocas personas que logran un espacio terminan siendo alienadas por la clase política. En otras palabras, que se terminan convirtiendo en un político más. En este caso, hay que tener claro que los espacios no nos van a caer del cielo. La apatía no nos va a llevar a ningún lado: si queremos un asiento en la mesa, nos tenemos que involucrar.

¿Cómo hacerlo? La primera manera es yendo a votar. Informarnos. No es necesario estar afiliado a un partido político para ser candidato, tampoco es necesario estar afiliado para involucrarnos en la política. Exijámosle a los diputados que nos rindan cuentas claras, que nos presenten propuestas reales. Pero para poder hacer esto, primero debemos conocer cuáles son las propuestas actuales.

Pase lo que pase, las elecciones del domingo nos van a afectar a todos: a los que votamos, a los que no y a los que anularon el voto. Igual se va a definir quiénes serán los próximos 84 diputados de la Asamblea Legislativa y los 262 alcaldes para los próximos tres años. Y las decisiones que tomen ellos nos afectarán a todos por igual. Así que informémonos y mejor salgamos a votar. Hagámoslo por el futuro que buscamos para nuestro país. Estamos todos dentro del mismo barco y al final no somos rojos ni tricolores ni de ningún otro color partidario. Somos El Salvador.

Lee también

Comentarios

Newsletter