Lo más visto

Más de Opinión

Mejorando trabajando

Enlace copiado
Mejorando trabajando

Mejorando trabajando

Enlace copiado

Me gustaría en esta ocasión enfocar la importancia del trabajo no solo como un medio para sostener a nuestras familias, el cual es un objetivo importantísimo, pero también como un medio para mejorar cada uno como persona y mejorar a los demás, y finalmente a la sociedad por medio del trabajo que realizamos. Considero que el trabajo debe trascender en un plano personal a un simple cumplimiento de metas, y debe convertirse en una fuente de enriquecimiento personal que además incida en mejorar el entorno en el que desarrollamos nuestras actividades diarias.

Se escucha muy a menudo en charlas motivacionales y capacitaciones dentro de las organizaciones que el trabajo debe tener un enfoque de servicio, tanto de cara al cliente externo como al cliente interno. Sin embargo, cabe reflexionar si realmente vivimos un genuino afán de servir, en el trajín cotidiano que pareciera que cada año aumenta en intensidad. Seguidamente preguntarnos si a través de vivir este sentido de servicio estamos generando valor en nuestras relaciones con las demás personas dentro y fuera del lugar de trabajo: ¿Procuramos realizar nuestro trabajo con excelencia, y así dar un buen ejemplo a los que nos rodean? ¿Nos interesa compartir nuestro conocimiento? ¿Ofrecemos ayuda o nos tomamos el tiempo de escuchar a quien vemos que lo necesita? ¿Brindamos siempre un trato respetuoso a los demás? ¿Nos interesamos por el otro como persona y no solo por la plaza específica que ocupa?

El alcance de este tema es sumamente amplio, y no se reserva al compromiso individual de cada uno de ponerlo en práctica, sino que ulteriormente debe alcanzar la alta administración de las organizaciones, y la sociedad en general. Para crear un entorno que promueva el enriquecimiento personal se tiene que tener clara la visión que solo así se podrá enriquecer también los entornos familiares de los empleados y permear la sociedad en que vivimos para generar un futuro más prometedor. Evidentemente no se puede crecer como sociedad y como país si se tiene una visión estrecha y utilitarista de la persona, y no se alcanza a visualizar la cadena de valor que se puede desencadenar si a cada persona se le brindan las herramientas necesarias para impactar positivamente su lugar de trabajo, su hogar y su entorno social.

Se debe considerar a las personas por su dignidad de seres humanos, y no por la posición que desempeñan en una empresa, o por cuánto ganan. Asimismo, considerarles integralmente como seres humanos con familias, sueños, metas y anhelos, inseguridades y miedos, en fin, como seres llenos de emociones. La existencia de una máquina se reduce exclusivamente a producir, pero una persona no se puede medir de la misma manera, y se tendría un alcance muy pobre como sociedad si se fallara en dimensionar el valor tan grande y único de cada persona. Es importante reforzar la visión de que los trabajadores se puedan desarrollar a través de su trabajo –por supuesto que para generar resultados e ingresos para la empresa– y que a la vez la empresa vele para que sus trabajadores mejoren como personas; permitiéndoles por ejemplo conciliar de manera sana un balance entre vida laboral y familiar, brindándoles formación a través de capacitaciones, talleres, etcétera, que adicional a reforzar su conocimiento profesional refuercen también el tema de valores: la responsabilidad, la lealtad, el compromiso, etcétera.

En lo personal este tema ha cobrado un interés muy especial desde que me convertí en mamá, y comencé a pensar en el futuro y el “éxito profesional” que naturalmente deseo para mis hijos. Comúnmente, y como podemos encontrar en internet, uno de los significados de éxito se resume en el resultado feliz de un negocio, actuación, etcétera. Es precisamente la palabra feliz la que me llama particularmente la atención de esta definición, pues considero que la felicidad entre otras cosas se alcanza sirviendo a los demás y no en un afán egoísta de triunfar solo. El éxito profesional que quiero para mis hijos es precisamente que sean felices mejorando como personas, mejorando a los demás y mejorando su ambiente a través del trabajo que lleguen a realizar.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines