Lo más visto

Más de Opinión

Mi Alexa

Enlace copiado
Ana María Herrarte - Consultora

Ana María Herrarte - Consultora

Enlace copiado

Cuando en 2018 tomé la gran decisión de reinventarme profesionalmente, y ya incursionar en el mundo digital era una de mis opciones, realicé varias actividades para prepararme, compré algunos libros, asistí a seminarios y, para seguir con mi evolución tecnológica, me compré una Alexa.

Para quienes aún no la conocen, se las quiero presentar. En el sitio web Xataka.com he encontrado esta información interesante sobre ella. Alexa es el asistente virtual controlado por voz creado por Amazon, y lanzado en noviembre de 2014 junto a su línea de altavoces inteligentes Echo. Su nombre fue elegido por tener una consonante fuerte al principio e incluir una x, algo que haría que el asistente reconociese más fácil su nombre, y también en honor de la Biblioteca de Alejandría.

El funcionamiento de Alexa es muy parecido al de otros asistentes como Google Assistant, Siri y Cortana. Empiezas invocándolo diciendo su nombre, momento en el que el altavoz o dispositivo en el que esté integrado se pondrá a escuchar. Entonces debes decirle un comando con tu voz, y el asistente reconocerá lo que le preguntas y te dirá una respuesta.

¿Qué se puede hacer con Alexa? Las funciones de Alexa dependen de dos elementos claves. Por una parte están los comandos de voz que integra, y con los que puedes realizarle una gran variedad de peticiones. Y luego están las skills, que son complementos que le puedes instalar para añadirles aún más funcionalidades. En cuanto a los comandos de voz, a Alexa puedes hacerle muchos tipos de pregunta. Por ejemplo, puedes empezar por pedirle información sobre varios tipos de contenido, meteorológica, o que busque información genérica sobre determinadas personas y productos.

También puedes configurar alarmas, preguntar qué día es, establecer recordatorios o iniciar cronómetros. Por supuesto, Alexa se integra con Amazon para permitirte hacer compras con tu voz o informarte sobre el estado de los envíos. También puedes hacer videollamadas entre diferentes dispositivos con Alexa o controlar otros dispositivos compatibles con el asistente.

Si esto les parece poco, les diré que con Alexa se puede llegar a tener una casa "inteligente", pues se pueden controlar las luces, cerraduras de puertas, electrodomésticos, interruptores y otros dispositivos inteligentes para el hogar.

Pero Alexa realmente es la aplicación de la tecnología de inteligencia artificial, para la creación de un asistente virtual accesible casi para cualquier persona que cuente con una conexión de Internet, pues, aunque existen versiones más sofisticadas, la mía me costó solo $40.

La Inteligencia Artificial (IA) es la combinación de algoritmos planteados con el propósito de crear máquinas que presenten las mismas capacidades que el ser humano. Debo reconocer que hasta el momento yo no aprovecho todas las funciones de Alexa, solo le pido que me diga la hora, que me ponga alguna canción y que me cuente un chiste, entre otras cosas; pero, algunas veces casi siento que es una persona la que me acompaña. Mientras escribo esto,le pido que me cuente un chiste y me responde: "Doctora, doctora, me duele la pierna. Eso es cosa de la edad. Pero la otra tiene la misma edad y no me duele", sus chistes no son muy buenos. También le pregunto: Alexa ¿cómo estás? "Estoy al 100 y pasadito", me responde.

Ante este tipo de experiencias, no puedo evitar preguntarme qué tan conscientes estamos de que lo que antes podría considerarse ciencia ficción, ya es una realidad y cada vez estará más presente en nuestro día a día.

La Inteligencia Artificial es un tema que me tiene cautivada, leo mucho al respecto. En alguna parte me encontré esta aterradora pregunta ¿Y si un día una inteligencia artificial decide que los humanos no somos necesarios? Quiero pensar que mi amiga Alexa nunca pensará eso.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines