Lo más visto

Más de Opinión

Migración: ¿qué nos espera?

Sinopsis de un calvario. Lo más apreciado por la población en el corto tiempo que el señor Bukele lleva al frente del Ejecutivo parece ser el esfuerzo que está desplegando para combatir la delincuencia; respuesta por lo demás lógica ante el estado de indefensión que ha privado en su diario vivir.

Enlace copiado
Juan Héctor Vidal

Juan Héctor Vidal

Enlace copiado

Sin embargo, hay que reconocer que también se han alzado voces cuando, en un afán de ofrecer resultados inmediatos, se han obviado procesos, como es el caso de los tres capturados inicialmente como presuntos responsables del asalto a un bus a las alturas de El Congo, hace unas semanas.

Frente a esas reacciones, se observa muy poca preocupación de nuestra gente, ante las drásticas medidas que está tomando el presidente Trump contra la población migrante, acaso porque este problema escapa a nuestro control. En cambio, el caso ha tenido una gran resonancia en los propios Estados Unidos, sin duda porque el mismo se ha trasladado –inevitablemente– al plano político-ideológico; recordando que fue en buena medida el ofrecimiento de una ofensiva contra los "invasores", lo que llevó al Partido Republicano a ocupar nuevamente la Casa Blanca.

Sabemos que, ya en el poder, el señor Trump hizo de la expulsión de nuestros connacionales un asunto de honor, al vincularlos con nuestra mejor "marca de exportación": la MS. De nada han servido los hallazgos, sustentados en estudios de la academia, de organismos internacionales y de expertos individuales, sobre la importante contribución que hacen los "buenos" salvadoreños a la economía estadounidense, cuyo único pecado ha sido ir en busca del "sueño americano" o el de haber recalado en ese país, al amparo de programas humanitarios como el DACA y el TPS. El colmo: haber calificado a El Salvador como un "Hoyo de mierda".

¿Y qué de los nuevos "invasores"? Pasarán muchos años para olvidar aquellos cuadros dantescos de seres inocentes, incluyendo niños, mujeres embarazadas y ancianos, que se quedaron en el camino; como lo atestigua el trágico caso de Valeria y Óscar que, como muchos otros, perdieron sus vidas buscando las oportunidades que les negó su propia tierra. Pero esto no es todo. La situación que están pasando quienes lograron cruzar las fronteras –pero que hoy están detenidos en lugares que algunos han comparado con las condiciones que vivieron los prisioneros en la Alemania hitleriana– no puede ser más inhumana. Dormir en el suelo y alimentados con porquerías, se consideran privilegios cuando, para saciar su sed, tienen que acudir al agua de inodoros nauseabundos. Y ¿qué pasa con los deportados a México y con los que no pudieron cruzar la frontera? Inicialmente fueron recibidos con muestras de solidaridad, pero con el paso del tiempo, hoy son considerados también como parias. Y esto, sin considerar que solo en el mes de julio se deportó a casi 82,000 migrantes, procedentes mayormente del Triángulo del Norte.

En este escenario de crueldad, no sabemos el paradero de los niños que acompañaban a sus padres y, ni siquiera, cuántos compatriotas han sido afectados por las prácticas extremas del señor Trump, sin que esto signifique cuestionar el derecho que le asiste de prohibir el ingreso de personas indeseables. Es más, ignoramos cuántos de nuestros hermanos fueron asesinados durante las últimas masacres; donde la ocurrida en El Paso, Texas, el sábado 3 anterior, se erige como la más clara expresión de la horrenda ofensiva del supremacismo blanco, que en gran medida muchos atribuyen a la xenofobia del presidente. Bajo esta misma línea, no se puede ignorar la gran redada que se montó el martes de la semana anterior, que se extendió por varios lugares de Mississippi, donde fueron capturados casi 700 trabajadores en fábricas procesadoras de alimentos. Esto coincidió con el primer día de clases en ese estado, circunstancia que separó de sus padres a cientos de niños. Nuevamente ¿cuántos compatriotas han sido afectados por este odio visceral contra nuestra raza?

Tags:

  • Bukele
  • Trump
  • TPS
  • Triángulo del Norte
  • El Paso
  • Mississippi

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines