Misión cumplida, embajadora Aponte

“Se despidió la mejor embajadora de EUA en El Salvador, Mari Carmen Aponte que supo con carisma, habilidad y firmeza estrechar lazos y negociar ayudas con un partido de gobierno afín al chavismo, antes declarado enemigo de EUA. Su calor humano, simpatía y ese ‘abrazo boricua’ dejan huella imborrable”.
Enlace copiado
Misión cumplida, embajadora Aponte

Misión cumplida, embajadora Aponte

Misión cumplida, embajadora Aponte

Misión cumplida, embajadora Aponte

Enlace copiado
Se despide de El Salvador una de las mejores, si no la mejor embajadora de Estados Unidos en el país.

Sus cualidades personales, su carisma boricua y su alto grado de profesionalismo marcaron su actuación en el país en momentos nada fáciles para un embajador de EUA que sirvió con un gobierno que al estar cerca del chavismo en el Foro de Sao Paulo se distanciaba de Estados Unidos como el enemigo ideológico y si bien el presidente anterior dijo que seguiría el modelo de Obama y de Lula, los discursos de los jerarcas del FMLN en el gobierno anterior y en el actual incluyendo al presidente tuvieron algunas declaraciones incendiarias en contra de Estados Unidos. Sin embargo, la embajadora Aponte con mucha habilidad y tolerancia aunque expresando firmemente los principios de su gobierno negoció varios paquetes de ayuda los cuales exigían el respeto a la institucionalidad y al Estado de derecho, algo que ella respetuosamente pero firmemente hacía ver con mucha frecuencia.

Cuando los ataques a la Sala de lo Constitucional arreciaron y con respeto de no interferir en política interna solamente recordaba que su país financiaba o daba ayuda a los países comprometidos con la democracia y respeto a la constitucionalidad.

La embajadora Aponte llena de energía y con una simpatía extraordinaria se granjeó el aprecio y respeto de los salvadoreños en general. Supo llevarse bien con los funcionarios de gobierno aunque hubiese diferencias y empujó con mucha fuerza a los Asocios para el Crecimiento, 13 Planes Municipales para Prevención de la Violencia, Fomilenio 2 y actualmente la Alianza de ayuda del Triángulo Norte, complejo aún, pero muy prometedor.

El viernes pasado se presentó al Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana para recibir un homenaje tanto del gobierno como de los miembros del Consejo que la reconocimos como una gran amiga del país y como fuerte impulsora de ayuda de Estados Unidos a áreas directamente relacionadas con el combate a la violencia, tanto en convenios específicos como por medio de la Agencia de ayuda de su gobierno, la AID.

El mensaje más importante que dejó la embajadora tanto en esta oportunidad como en su discurso en la Asamblea Legislativa y en sus últimas intervenciones públicas fue “dialoguen, entiéndanse, solo juntos pueden sacar adelante al país”, interpretando fielmente la mayor necesidad que tenemos en el país: lograr entendimientos y cesar la estéril confrontación que enciende pasiones y frena el desarrollo.

El llamado al diálogo y entendimiento de la embajadora Aponte coincide en el tiempo con la postura del expresidente Cristiani, líder moral de ARENA que propició los Acuerdos de Paz, diciendo que es tiempo de dejar atrás las diferencias, dialogar y encontrar las coincidencias posibles y sacar adelante al país de esta situación sumamente complicada en economía y violencia.

La sociedad fragmentada que vemos en las redes sociales y en los ataques políticos no corresponde a lo que la mayoría de la población quiere, la descomposición social que muestra la baja aprobación al gobierno, la manifestación emblemática de protesta de la PNC, los héroes de azul que ponen el pecho al frente combatiendo la delincuencia, son mensajes de que las cosas no se están haciendo bien y no mejorarán haciendo más de lo mismo. Es necesario encontrar entendimientos.

Gracias, embajadora Aponte, por el legado de hermandad y amistad que nos deja, por el esfuerzo auténtico que hizo por mejorar un país al que llegó a querer como propio; y por su ejemplo de que pueden sortearse aguas turbulentas con carisma, habilidad y buena voluntad.

Los salvadoreños le deseamos muchos éxitos en su vida y en su siguiente desafío como embajadora en la OEA en la que seguramente hará una diferencia.

Hasta siempre, embajadora Aponte, su abrazo boricua se queda fuertemente con nosotros.

Tags:

  • aponte
  • embajadora
  • eua
  • fmln
  • fomilenio

Lee también

Comentarios

Newsletter