Lo más visto

Misión de la memoria

Los seres humanos vivimos en un eterno puente colgante entre el pasado y el futuro. Ese puente es lo que llamamos presente, y que no es más que la fase cotidianizada del tránsito que corresponde a nuestra propia vida, la de cada quien.
Enlace copiado
Enlace copiado
También las sociedades hacen el mismo ejercicio, con la diferencia de que el pasado, el presente y el futuro de ellas se mide temporalmente de una forma mucho más dilatada y sin una dependencia tan estricta a los dos factores que a nosotros los humanos nos mantienen en tensión constante: la vida y la muerte. Pero hay un factor que en ambos casos ejerce una función decisiva: la memoria, que es como la institutriz de la conciencia. Si la memoria falla, la conciencia se extravía; y eso vale tanto para las personas individuales como para los entes colectivos. Partamos del hecho de que la memoria no nace aprendida, como es tan fácil creer. Cada ser humano tiene que educar su propia memoria y educarse en ella; y cada sociedad debe hacer lo mismo. Y tengamos presente que la memoria como tal es mucho más que la historia contada al estilo tradicional. La memoria revisa hechos, atesora símbolos, ilustra conductas, ordena imágenes, investiga sentimientos... Y para que cumpla todas sus funciones tiene que estar a bien con la realidad respectiva de antes y de hoy.

Lee también

Comentarios