Lo más visto

Mitos y realidades sobre el puerto de La Unión

Recuerdo que por el año 2006 cuando regresaba al país de especializarme, mi madre me sugirió que no fuera tan pesimista, cuando me consultaban o asistía a reuniones con funcionarios del gobierno; sobre el “polo de desarrollo” que según ellos surgiría en La Unión por el inicio de operaciones del puerto.
Enlace copiado
Mitos y realidades sobre el puerto de La Unión

Mitos y realidades sobre el puerto de La Unión

Mitos y realidades sobre el puerto de La Unión

Mitos y realidades sobre el puerto de La Unión

Enlace copiado
Diez años después compruebo que ese “pesimismo” era la experiencia y conocimientos adquiridos que obviamente contrastaban con el discurso y las falsas expectativas creadas, por desconocimiento o estrategia política, por el gobierno de turno y algunas de sus agencias.

Recuerdo también que en 2005 un maestro en España me vaticinó que el puerto de La Unión no tendría éxito, le reproché: “¿Usted cree que los japoneses se han equivocado?” Él contestó: “Qué ingenuo eres, Japón es un país con superávit y al gobierno le quedan excedentes de dinero, por tanto financia a otros gobiernos a cambio de que un buen porcentaje de esos préstamos para obras de infraestructura sean adjudicados a empresas japonesas”. Aunque parezca lógica, desconozco qué tan cierta fue su aseveración, sin embargo creo que fuimos y seguimos siendo los salvadoreños los responsables de nuestro “elefante blanco”. Aquí les va mi opinión:

1) Los puertos están al servicio del comercio exterior de sus zonas geográficas o de influencia, por tanto si la zona no tiene actividad económica con vocación exportadora y no genera carga de importación, entonces ¿para qué construyes uno?

2) Los puertos están también al servicio de las cadenas globales de abastecimiento, esto implica el establecimiento de ZAL (Zonas de Actividades Logísticas) para generar actividad portuaria de importación de materias primas que sean convertidas en productos terminados y además generar actividad portuaria de exportación de estos a otros países, incluso con beneficios arancelarios derivados de Tratados de Libre Comercio. ELSA tiene un atractivo por el TLC con EUA, lamentablemente no hay ni una ZAL ligada al puerto.

3) Los puertos son un eslabón de la cadena del negocio marítimo que DEBERÍAN tener condiciones para cambiar de MODO de transporte (ferroviario, carretera), por tanto el no tener tren ni carreteras apropiadas le resta competitividad.

4) Dado que en el Gran San Salvador se concentra el comercio exterior de importación, las navieras prefieren recalar en Acajutla y no en La Unión, porque el flete terrestre es más barato.

5) El azolvamiento del puerto es un problema estratégico que deberá resolver el Estado salvadoreño, porque sin lugar a dudas no será asumido por ningún operador portuario privado, al menos considerando el volumen de carga actual, que sabemos es casi nula.

6) Los procesos de concesión portuaria comienzan el mismo día que inicia la construcción, los salvadoreños la iniciamos casi al final.

7) El momento en que se hizo el primer intento de concesión, al igual que el último; tampoco habría atraído interés de los operadores portuarios globales, primero porque se dio durante la recesión mundial del comercio (2008), segundo porque las condiciones establecidas en el primer proyecto de ley eran muy exigentes y finalmente porque los hechos antes enumerados siempre han sido conocidos por los especialistas que evalúan este tipo de inversiones.

Hoy día la realidad es que la concesión del puerto es una “papa caliente” que se han venido pasando ya 3 gobiernos y no la han logrado. Revertir esta condición es un imperativo que debe considerar en primer lugar resolver las debilidades técnicas y comerciales y en segundo lugar promover una visión estratégica compartida por los órganos del Estado, el sector privado y las fuerzas políticas.

Tags:

  • puerto
  • la union
  • concesion
  • asolvamiento

Lee también

Comentarios