Lo más visto

Más de Opinión

Modernización de la gobernanza y las finanzas municipales. Una visión alternativa al aumento del FODES (y II)

Enlace copiado
Alberto Arene

Alberto Arene

Enlace copiado

La aprobación de la reforma al artículo 8 de la Ley de Creación del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de las Municipalidades (FODES), que aumenta del 8 al 10 % los ingresos corrientes netos del presupuesto del Estado a partir de 2020 –unos $100 millones adicionales– coincidió con la finalización de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que recomendó un ajuste primario de aproximadamente 2 % del PIB en el periodo 2019-2020.

El análisis recogido en la 1.ª columna de esta serie y la ilegalidad cometida por la asamblea legislativa al aprobar gastos sin contrapartida de ingresos, violando la letra y el espíritu de la ley de responsabilidad fiscal, muestran que esta es la peor decisión para la sostenibilidad de las finanzas públicas nacionales y municipales, y para los intereses ciudadanos de los diversos municipios. Más recursos disponibles sin un cambio en la gobernanza municipal y financiera resultan en mayor endeudamiento oneroso sin control, no mayor desarrollo local.

Considerando: 1. que el déficit fiscal proyectado para 2019 es de 3.8 % del PIB, financiado con más deuda pública que superará el 72 % del PIB; 2. que la deuda de los municipios superó en 2018 los $532 millones y que el 73 % de la nueva deuda suscrita –de $94.5 millones– se utilizó para consolidar, reestructurar o pagar deuda ya existente; 3. que los $100 millones adicionales del FODES además de aumentar el déficit fiscal y la deuda pública del Estado solo incrementarán mínima y temporalmente la liquidez y/o el espacio para adquirir otras deudas onerosas hasta terminar de endeudar totalmente a los municipios, sin resolver absolutamente nada; compartimos una visión y propuesta alternativa al lamentable aumento del FODES.

El nuevo presidente de la República instruye al Ministerio de Hacienda (MH) para que presente una propuesta para la sostenibilidad de las finanzas públicas de los municipios en el marco de una estrategia de inversión y crecimiento que sería consensuada con los concejos municipales y la asamblea legislativa. Algunos de los puntos a considerar:

1. Constitución de un fideicomiso respaldado por deuda soberana para reestructurar y refinanciar toda la deuda municipal a un plazo de 20-25 años con la más favorable tasa de interés (¿6-7 %?), amortizada con los recursos programados en los presupuestos de cada municipio según el saldo de su deuda. La banca multilateral ha expresado su disposición de cooperar.

2. Actualizar la información contable y financiera, adoptando obligatoriamente el sistema de administración financiera municipal (SAFIM) y preparando a los equipos municipales para su utilización obligatoria en cada una de las alcaldías.

3. Obligatoriedad de formular y presentar a tiempo presupuestos anuales equilibrados y estados financieros actualizados, con sistemas de monitoreo y evaluación por el MH.

4. Ejecución anual de rigurosas auditorías financieras y de operaciones por la Corte de Cuentas.

5. Desarrollar y supervisar un plan de recuperación de la mora tributaria municipal e implantar sistemas modernos de tributación municipal (Catastro-SAFIM).

6. Implantar el Impuesto Predial, sustituyendo progresivamente al FODES para financiar la inversión de los municipios.

7. Que las ideas, demandas y prioridades de proyectos de las municipalidades sean canalizadas al FISDL como institución encargada de preparar las carpetas técnicas y ejecutar transparente y eficientemente los proyectos de inversión municipal.

8. Asegurar que los recursos destinados a inversión no se canalicen a gasto corriente.

9. Aumentar el porcentaje de recursos dedicados a gasto corriente para fortalecer las capacidades humanas y profesionales de los municipios.

10. Sustituir la iluminación de las alcaldías y municipios a luces LED, pagándolas en los primeros 4-5 años y liberando recursos en los siguientes 10-15 años tanto para el gasto corriente como para la inversión. El primer punto está condicionado a la aceptación de los 9 restantes con un mecanismo de monitoreo y evaluación permanente.

Se trata ahora de pasar de una gobernanza municipal centrada en administrar recursos y ejecutar proyectos dispersa e ineficientemente, a otra que canalice las necesidades y demandas del municipio en iniciativas y proyectos de desarrollo local. El momento del cambio ha llegado a los municipios.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines