Lo más visto

Más de Opinión

Momento importante para la infraestructura

Enlace copiado
Centro de Estudios Jurídicos

Centro de Estudios Jurídicos

Enlace copiado

La mayor parte del presupuesto general de la nación está destinado al gasto corriente y pago de salarios. Esto ha dejado un escaso margen de maniobra a los gobiernos anteriores y futuros para destinar fondos a la inversión pública, específicamente a la infraestructura del país.

Una de las apuestas que el ahora nuevo presidente de la República planteó en la campaña electoral fue una fuerte inversión en infraestructura, por lo que deben evaluarse las maneras en que esta promesa de campaña se ejecutará en el corto y largo plazo. Una opción a analizar es la inversión a través del establecimiento de los Asocios Público Privados.

En el país tenemos un marco legal bastante desarrollado en cuanto a la regulación e instituciones que conforman el sistema de asocios público privados. Un buen marco jurídico y una institucionalidad sólida generan claridad sobre las reglas a los inversores, por lo que la existencia de las leyes y entidades es un avance importante para considerar e impulsar proyectos bajo esta modalidad.

En 2013 se aprobó la Ley Especial de Asocios Público Privados, la cual ha tenido relevantes reformas en 2014 y 2018, así como el establecimiento de su reglamento en 2015. En cuanto a las instituciones encargadas de impulsar el tema, en 2012 se crea la Dirección de Asocio Público Privados, dependiente del Organismo Promotor de Exportaciones e inversiones de El Salvador (PROESA).

El objeto principal de la ley es la generación de infraestructura y obras públicas de calidad a largo plazo. En la reforma incorporada en 2018, se elimina la exclusión los proyectos en los sectores de salud, seguridad social, seguridad pública, justicia en lo referente a custodia, rehabilitación y trabajo penitenciario de internos, agua, educación.

Con la nueva redacción del artículo, se deja claro que el Estado no puede delegar la prestación de los servicios públicos de salud, educación, recursos hídricos, seguridad pública y justicia; sin embargo, sí pueden desarrollarse los proyectos de infraestructura en estas áreas, como la construcción, mejora y mantenimiento de instalaciones. Por ejemplo, el desarrollo de hospitales, escuelas, carreteras, entre otras obras de interés público.

En la Ley Especial de Asocios Público Privados se detallan los derechos y obligaciones en las distintas etapas de vida de un proyecto para los intervinientes del sector privado; además, la intervención de ciertas instituciones públicas para el adecuado control de los proyectos.

Cabe señalar que en la Ley Especial de Asocios Público Privados se desarrolla con mucho detalle el procedimiento de licitación que se debe seguir, por lo que esta ley resulta de especial aplicación por sobre la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública.

En El Salvador tenemos un desarrollo legislativo e institucional bastante importante sobre los Asocios Público Privados, por lo que debe considerarse su impulso y consolidación para beneficio de la sociedad. Hay que analizar esta figura de inversión con ojos críticos, sopesar sus costos y beneficios, y considerarla como una opción importante para el desarrollo económico y social del país. El nuevo gobierno debe explorar los beneficios que podría generar el impuso de los Asocios Público Privados, pues esta nueva etapa en el país abre la puerta a un momento importante para la infraestructura.

Tags:

  • infraestructura
  • Asocios Público Privados
  • ley
  • licitación

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines