Lo más visto

Más de Opinión

Motivemos a los indecisos

Enlace copiado
Enlace copiado

[email protected] de LA PRENSA GRÁFICALa frase de constante repetición: que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, constituye una verdad a medias, porque los ciudadanos al bajar la guardia con actitud más que conformista, claramente derrotista, crean las condiciones para que surjan de los comicios, gobernantes mediocres, cuyo comportamiento, incapacidad y ansia de poder político convierten la vida de las naciones en un escenario carente de estabilidad institucional, económica y democrática.

En las encuestas, las franjas de quienes no saben por cuál candidato darán su voto o no responden a alguna opción, o simplemente se decantan por el abstencionismo, han ido en crecimiento, sin darse cuenta de que la decisión tomada influirá en el futuro en sus vidas y país.

Ese desgano de los votantes, sumado a otros factores incidentes: la no transparencia en la manipulación de los procesos, incremento inexplicable de votantes en determinados municipios, incurrir a la presión y soborno de empleados, no depuración de los padrones y escasez de ellos para consulta a nivel nacional, injerencia delincuencial, deficiente promoción y facilidad en la obtención del DUI y decreciente responsabilidad cívica, conducen a la nación hacia un futuro incierto, por mal escogimiento de los funcionarios que nos representarán.

Si muchos indecisos se hubieran abocado a las urnas, el resultado de algunas elecciones arrojaría un panorama diferente. A nivel nacional, recordemos el pírrico gane del FMLN (Salvador Sánchez Cerén) sobre ARENA (Norman Quijano) en la segunda vuelta el 9 de marzo de 2014, por una diferencia de 6,364 votos. Y en lo foráneo cómo olvidar la oscura victoria –con triquiñuelas del aparato estatal– de Nicolás Maduro ante Henrique Capriles por margen de 265,000 votos, de una población apta para el sufragio de casi 15 millones, resaltando la frase de Simón Bolívar de “más cuesta mantener el equilibrio de la libertad que soportar el peso de la tiranía”. De Nicaragua, mejor no profundizar en el tema. Daniel Ortega se ha quedado indefinidamente en el poder, al manipular la Constitución. Como corolario en el futuro bastará mostrar la cédula para votar, anulando controles observadores (fue decidido por 89 diputados genuflexos del Órgano Legislativo, sin ningún voto en contra). Aun en los comicios de EUA Donald Trump fue presidente por el sistema del Colegio Electoral (279-228) a pesar de que en el conteo popular, Hillary Clinton lo superó por 3,803,596 votos. Sobre estas elecciones se argumentó manipulación rusa.

Lo anteriormente expuesto pretende que la población valore su voto; inicialmente, en los comicios para diputados y alcaldes, el 4 de marzo y luego en el evento presidencial. Asimismo, se mantenga alerta y vele por la transparencia de los procesos. La advertencia del Departamento de Estudios Políticos (DEP) de FUSADES, en su enfoque “Los jóvenes y la importancia de su participación en las elecciones de 2018”, enfatiza cuán importante es que este grupo poblacional participe. Sumarse al abstencionismo y no ejercer este derecho cívico significa ceder a una minoría y al voto duro el futuro de la patria. Es imprescindible que los jóvenes –y toda la ciudadanía consciente– abandonen su posición indiferente, de confort y con la valiosa arma de su voto logren las transformaciones que tanto necesita el país.

Lee también

Comentarios