Músicos peregrinos en Pasadena

Es lamentable el poco interés demostrado por instituciones oficiales y privadas para apoyar a los jóvenes artistas músicos y bailarines que participaron en el tradicional Desfile de las Rosas de Pasadena.
Enlace copiado
Músicos peregrinos en Pasadena

Músicos peregrinos en Pasadena

Músicos peregrinos en Pasadena

Músicos peregrinos en Pasadena

Enlace copiado
Por segunda vez consecutiva se dio que una banda musical salvadoreña tuviese que mendigar ayuda para representar a nuestro país en un evento donde pocos países fuera de Estados Unidos tienen el orgullo de participar y es que la mirada de los organizadores de este majestuoso evento se volcó a El Salvador y es porque algo importante han visto en estos jóvenes que con mucho interés, esfuerzo y dedicación se prepararon no solo para este evento sino para todo lo que implica montar una banda musical con sus instrumentos, vestuarios y muchas horas de ensayo a lo largo del año en diversos desfiles a escala nacional lo cual los acreditó para ganarse un lugar en Pasadena.

Y recalco esta opinión porque no es la primera vez que ocurre y no solo en el ámbito musical sino en el arte en general. Hemos vivido experiencias en donde alguna manifestación dentro de las artes le ha correspondido ser invitada a participar en algún festival o muestra artística y no se le ha dado el respaldo necesario, no así al deporte que por estar más organizado y ser parte de grandes organizaciones deportivas internacionales se le ha dado siempre un total apoyo a pesar de que los resultados, por ejemplo en el último evento olímpico, fueron un fracaso y no digamos la selección mayor de fútbol.

Es imposible creer que no existiese en El Salvador alguna empresa o institución para hacer alguna donación a través de la llamada Responsabilidad Social Empresarial o alguna aerolínea que donara los pasajes aéreos, o una fundación que pagara el trámite de sus pasaportes y visas.

Estos jóvenes tuvieron que viajar por tierra con el riesgo que esto implica. Los que hemos transitado por Guatemala y México sabemos las desagradables vivencias que se experimentan al pasar por estos territorios; sin embargo, estos jóvenes con todo el riesgo al que se expusieron desfilaron en Pasadena, hicieron sonar sus trompetas, los timbales, y estremecer sus cuerpos al ritmo de alguna cumbia o un xuc y sobre todo ensanchar sus corazones con orgullo por representar a su país.

La mayoría de estos muchachos provienen del interior del país, de familias muy humildes, pero con todos estos obstáculos fue más grande su sueño para llegar hasta allá. Al menos tuvieron respuesta por parte de la comunidad salvadoreña residente en Estados Unidos mediante conciertos para recaudar fondos, cosa que aquí no se organizó.

Tags:

  • Músicos
  • peregrinos
  • Pasadena

Lee también

Comentarios

Newsletter