NO SE ESCUCHA AL ELECTORADO

En las democracias, votar es un derecho fundamental de los ciudadanos, en algunos países la elección presidencial es directa, quien más votos logra es electo; en algunos eligen parlamento y ellos eligen presidente, si alguien tiene mayoría solos, si no formando coaliciones con diferentes partidos.
Enlace copiado
NO SE ESCUCHA AL ELECTORADO

NO SE ESCUCHA AL ELECTORADO

NO SE ESCUCHA AL ELECTORADO

NO SE ESCUCHA AL ELECTORADO

Enlace copiado
En el primer caso la voluntad popular prevalece claramente; en el segundo, muchas veces las minorías que hacen posible la elección del presidente logran un poder que los votantes no les dieron, es una imperfección de la democracia. En España se está manifestando con fuerza la irrupción de Podemos, el partido financiado por el chavismo y se dice por Irán, un partido catalogado de extrema izquierda o populista radical, con el tiempo se les conocerá. Santos Juliá, catedrático de Historia Social y del Pensamiento Político en la UNED, afirma que las ideas transmitidas por los líderes de Podemos podían concretarse en “la lucha por la hegemonía, de Gramsci; la razón y la mística del populismo, de Laclau; algo de Lenin y mucho de Carl Schmitt”.

En España, en la política tradicional reciente, el poder ha sido repartido entre la derecha, representada por el PP y la izquierda por el PSOE, los partidos menores no han sido factor importante. Ahora llega Podemos al tercer lugar con un PSOE debilitado y una polarización PP-PSOE, después de que España ha pasado por la crisis económica más grande y dura de su historia moderna, una en que la gente joven llegó a estar sin empleo (en el paro) más del 40 % y la población en general ha sufrido los costos del ajuste. España fue uno de los países que entró en una recesión profunda en Europa, de los más endeudados por políticas sociales que no pudieron financiar con crecimiento, poca disciplina fiscal y un consumismo brutal por décadas. Al PP en el poder le tocó manejar el ajuste, siempre impopular y su líder Mariano Rajoy, que no tiene mucho carisma ni simpatía, pagó el alto precio del voto de rechazo.

A pesar de ser el partido más votado, el PP no logra mayoría para llegar a la presidencia, podría hacerlo solamente en alianza con el PSOE, lo cual sería probablemente lo mejor para España, pero es altamente improbable; el PSOE perdió parte de los votantes de izquierda a Podemos y una posibilidad de llegar a la presidencia es con una alianza con ellos. Las conversaciones han comenzado y en las primeras de cambio, Pablo Iglesias, el líder de Podemos, públicamente les hizo una oferta que los líderes regionales del PSOE consideran ofensiva, por la forma despectiva en que Iglesias se refirió al partido “deben aprovechar la sonrisa que les ha ofrecido el destino” o algo similar, pide la vicepresidencia y ministerios clave, el debate está candente y no está claro en qué terminará, aunque el debilitado PSOE tiene solo que perder en ambos escenarios, una coalición con el PP, al menos que les dieran la presidencia, o una coalición con Podemos que con su plan de tomar control del Estado claramente diseñado, puede terminarse al PSOE o reducirlo a una mínima expresión.

Líderes de Podemos asesoraron al gobierno de Chávez y Maduro por años, con altísimos salarios, a cambio recibieron fuerte ayuda financiera para su despegue y campaña. Aparte de lo peligroso de su populismo desfasado y del odio de clases que fomentan, la paradoja para la democracia y el votante es que su voluntad en las urnas se respeta muy poco, Iglesias y Podemos recibieron pocos votos, pero pueden terminar gobernando.

En El Salvador hay algo similar, ARENA es el más votado; sin embargo, el FMLN y su apéndice GANA tienen casi plenas facultades y eso no refleja la voluntad del electorado que con sus votos les dice ENTIÉNDANSE. Aquí tampoco se respeta la voluntad del soberano.

Lee también

Comentarios

Newsletter