Nayib Bukele en el escenario político

Los ataques a LA PRENSA GRÁFICA y a El Diario de Hoy los motiva el hecho de ser dos medios muy difícilmente manipulables: son fuertes y su fortaleza estriba en tres factores interrelacionados: credibilidad- audiencia- publicidad.
Enlace copiado
Nayib Bukele en el escenario político

Nayib Bukele en el escenario político

Nayib Bukele en el escenario político

Nayib Bukele en el escenario político

Enlace copiado
Imagen perfecta de Nayib Bukele nos la han dado el caso Búnker, la amenaza al fiscal general de la República y el ataque físico a las instalaciones de LA PRENSA GRÁFICA; es un dictador en ciernes, que aprovechará la primera coyuntura para hacerse del poder total y que, tomando bajo su dirección las nuevas bases de su partido, se volteará contra la antigua Comandancia del FMLN.

Afirman algunas personas que los asesores recomiendan a Bukele mantener constantemente su posición agresiva –el ejemplo a seguir es el de Hitler–, atacar a sus enemigos constantemente sin transigir con nadie, ni ante nada, esperando la oportunidad de que sus contrarios, por convenirles, se le unan sin que haya sido él quien les solicite la ayuda más, si la necesitase serían sus allegados quienes la pedirían o buscasen.

Los ataques a LA PRENSA GRÁFICA y a El Diario de Hoy los motiva el hecho de ser dos medios muy difícilmente manipulables: son fuertes y su fortaleza estriba en tres factores interrelacionados: credibilidad-audiencia-publicidad. Los otros medios, radiales y televisivos, disponen de un mercado más segmentado, aunque pueden llegar a una mayor masa de audiencia, dependiendo en última instancia de la concesión de sus frecuencias, lo que las vuelve frágiles ante la presión gubernamental y muchos de sus programas pueden ser censurados a discreción del Ejecutivo.

Cuando Bukele pide que no se lean LA PRENSA GRÁFICA y El Diario de Hoy trata de bajar su audiencia y de retirar a sus anunciantes y, sobre todo, medir la aceptación social de sus instrucciones.

Esta campaña, lejos de perjudicar a los mencionados periódicos, ha reafirmado la necesidad e importancia de estos medios de comunicación escrita, pues ya se ha visto, cómo manipula las redes sociales, por medio de sus troles.

En vida del Dr. Armando Bukele, la posición política de Nayib Bukele fue, en cierta forma, mesurada y agresiva solo cuando la situación le era favorable; actitud que al Dr. Armando Bukele le permitió penetrar y tener peso, en la política, además de promover el Islam entre los salvadoreños. Pero ahora, tras la muerte de su padre, ha surgido de Nayib Bukele una actitud diferente. Los ataques físicos contra LA PRENSA GRÁFICA y la concentración contra el fiscal general de la República prueban este cambio y, lo más preocupante es que abiertamente, pero con un juego de palabras, reconoce ser el autor de los ciberataques, y el FMLN se ha visto arrastrado a esta posición política, para probar la solidaridad con los suyos.

El ataque físico a LA PRENSA GRÁFICA, por veteranos del FMLN, permite la comparación con las Sturmabteilung o “SA”, que utilizó Hitler, en sus primeros años. También permite apreciar lo que pudiese pasar en el futuro, con el FMLN. Los guerrilleros veteranos han manifestado su descontento con la actual cúpula del FMLN, por promesas incumplidas, pero como siguen siendo una fuerza organizada, muy útil políticamente, Bukele ha llegado a ciertos entendimientos con ellos y un pequeño grupo de estos, ya le son completamente adictos, porque ha retomado su causa y muy probablemente financia algunas de sus necesidades.

Solo el hecho de que el Dr. Fabio Castillo, siempre muy mesurado y prudente en sus declaraciones públicas, insinuase en un programa de opinión que Nayib Bukele “tenía un perfil presidencial”, es suficiente para considerar que se ve a Bukele como a un posible líder, fuerte dentro del FMLN, capaz de desplazar a los actuales líderes históricos. Bukele aspira a dirigir las antiguas bases descontentas del FMLN, para hacerlas suyas como fuerza propia. Y al parecer no siente escrúpulos en traicionar a sus antiguos aliados, pues tiene como referencia la relación de Hitler con Ernst Röhm y la “Noche de los Cuchillos Largos”. El Dr. Fabio Castillo parece dar su apoyo a Bukele, por considerarlo un hombre fuerte y con mucho futuro en la política, mientras que Walter Araujo ve en Bukele una nueva fuente de financiamiento, aún mucho más estimulante que la que ha tenido, con Saca y GANA. La presencia de Araujo, como empleado de Mauricio Funes, manda de este un mensaje de apoyo a Bukele.

Si hoy el mismo FMLN o la Justicia no ponen fin a las pretensiones dictatoriales de Nayib Bukele, estaremos viendo crecer a un dictador, que pudiese encontrar terreno fértil, luego de que la credibilidad de los partidos políticos quedase manchada por la corrupción. Por ahora Bukele se perfila como fértil simiente de tal espécimen.

Lee también

Comentarios

Newsletter