Lo más visto

Más de Opinión

Necesidad de la confianza para avanzar

¿Por qué nos sentimos tan frustrados como ciudadanos? De acuerdo con un informe anual que mide el grado de confianza y credibilidad de la población sobre las instituciones, como la empresa privada, los medios de comunicación, las ONG y el Gobierno a escala global, los salvadoreños no estamos solos en esta desagradable percepción, sino que seríamos parte del grupo que se autocalifica como “desconfiados” frente al “establishment” (reporte anual “Barómetro de confianza, Trust Barometer 2017”, realizado por EDELMAN, una de las agencias globales más importantes de comunicación). Ver en http://www.edelman.com/executive-summary/.
Enlace copiado
Enlace copiado
Según las conclusiones de los expertos, parecería que nunca como antes en la historia reciente se ha instalado una nube de fracaso encima de todos los países que formaron parte de la muestra global y, por ende, sobre los salvadoreños. El peligro es que si esto continúa, se puede llegar a la desesperanza, así que hay que hacer el esfuerzo de entender lo que pasa y actuar para salir del bache deprimente.

Los investigadores de EDELMAN señalan 10 retos a superar: 1) El nivel de confianza global ha bajado tres puntos en el reporte de 2017, haciendo énfasis en que los medios de comunicación son quienes están en su momento más bajo de credibilidad. El Gobierno sigue bajando en confianza y dos tercios de la población mundial encuestada se consideran “desconfiados”. 2) Que ha crecido la desigualdad. 3) Que el 53 % piensa que el sistema socioeconómico de su país está quebrado y no le funciona, dándole desesperanza y desconfianza. 4) Que la gente tiene miedo a que el populismo avance y, con ello, la corrupción y la degradación de valores. 5) El descreimiento de 10 países sobre 27 encuestados en que el Gobierno puede solventarle los problemas más graves. 6) Las personas están ahora cuatro veces más dispuestas a ignorar información distinta que le den otros sujetos sobre un punto que ellos consideran correcto, y están más anuentes a creer lo que dicen los buscadores. 7) Que los colegas y amigos se han vuelto la fuente más creíble que cualquier otra fuente (información de boca en boca). 8) Que la gente tiene recelo a la velocidad en que todo está cambiando en los negocios e industrias, por miedo a perder su trabajo, especial por falta de capacitaciones en nuevas habilidades. 9) Las tres cualidades para construir confianza en una empresa son: tratar bien a los empleados; ofrecer servicios y productos de altísima calidad; y escuchar lo que el cliente quiere (estas tres cualidades las valoran más todavía quienes se autocalifican “desconfiados”). 10) Superar la crisis de confianza pasa por liderar nuevos modelos de organización que permitan escuchar a todos los grupos y sus necesidades, para solventarlas.

Una vez que estos datos nos ayuden a comprender mejor qué pasa, seríamos capaces de encontrar novedosas formas de construir confianza en el sector en que nos desenvolvemos, ya sea en los negocios, ONG, sector público o medios de comunicación, a través de convertirnos o ser líderes confiables; es decir, en aquella persona que lucha por ser coherente, alguien en quien se puede palpar que su manera de pensar, hablar, sentir y actuar está en la misma sintonía y no se contradice. Una persona confiable y que transmite confianza (trust) proyecta una imagen de líder confiable, logrando con ello influir positivamente en su entorno para progresar en los negocios y ayudar a los demás a que prosperen con trabajo y oportunidades para sus familias.
 

Lee también

Comentarios