Lo más visto

Más de Opinión

No al retroceso en Sala de lo Constitucional

Enlace copiado
Rafael Castellanos, Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Rafael Castellanos, Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

El movimiento de fortalecimiento de las instituciones, rescate de la partidocracia que se apoderó del Estado desde la firma de los Acuerdos de Paz, el empoderamiento de la ciudadanía para reclamar por sus derechos constitucionales, sin temor de que las demandas fueran engavetadas por años sin ser conocidas o de fallos viciados por sometimiento al Ejecutivo o Legislativo o por otras formas de corrupción, la evolución de movimientos ciudadanos para tomar conciencia y preservar el Estado de derecho y la democracia entre muchas iniciativas que han venido a rescatar y fortalecer nuestra joven democracia en proceso de consolidación, tienen como origen las sentencias de una Sala de lo Constitucional incorruptible, honesta, de fuerte fibra moral y gran conocimiento constitucional, que como un raro ejemplo, juraron cumplir con su deber y lo hicieron a conciencia, a pesar de las muchísimas presiones para detenerlos y aun para destituirlos. Pasaron a la historia como pioneros de la justicia incorruptible y paladines de la institucionalidad y Estado de derecho. Sus fallos fueron parejos, afectaron intereses de políticos, de empresarios, de izquierdas y derechas por igual ejerciendo su función de jueces constitucionales probos.

Sus fallos estremecieron los centros de poder, la presidencia, la Asamblea Legislativa, los partidos políticos e intereses grandes de corrupción, el FMLN y sus gobiernos les declararon la guerra permanentemente, acusándolos de sesgados a la oposición, de ser un apéndice de ARENA y mucha otras ofensivas, pero el apoyo y el respeto que esta sala, la de los 4 magníficos como los bautizó el argot popular, logró que todos, gobierno, partidos, Asamblea y privados, aunque no les gustara la sentencia cumplieron sin excepción, aunque protestando y hablando mal de la sala.

Recordando cómo fueron electos, según la costumbre en elecciones de segundo grado que requieren mayoría calificada, los partidos negocian no por méritos sin por conveniencia o afinidad con ellos. Esta elección se entrampó, ARENA tenía la fuerza para que la mancuerna FMLN-GANA no impusiera su voluntad. Llegó a negociarse en casa presidencial interviniendo el Sr. Funes, y estos candidatos que surgieron, todos con alguna trayectoria de izquierdas en diferentes instancias y momentos, le parecieron al FMLN que no se opuso, pensando que serían suyos. Se llevaron enorme chasco cuando le salieron independientes y correctos y muchas veces dijo el Frente “nos equivocamos en esa elección”, equivocación que cambió al país.

Esta vez la correlación de fuerzas no le da al FMLN solo para bloquear la mayoría calificada por sí solo. Si sus aliados incondicionales de GANA los acompañan, tomando un alto costo político, pueden entrampar la elección, pero no pueden imponer magistrados de su conveniencia. Igual con los otros partidos pequeños que dadas las condiciones, la alta improbabilidad que el Frente gane la elección presidencial, probablemente sus cálculos les dirán que es sabio apoyar a la mayoría de derecha.

La sociedad está muy pendiente de esta elección, no podemos retroceder en las libertades ganadas, la elección no debe ser por orientación política, sino por méritos, por conocimientos constitucionales (aunque no hay muchos candidatos profundos en ello), por idoneidad, independencia, honestidad, valentía y una fuerte fibra moral.

Estamos atentos, vigilantes, no queremos retroceso en lo ganado en ese importante terreno, no le fallen al electorado, diputados.

Lee también

Comentarios