Lo más visto

Más de Opinión

No estigmatizar ciudades

Un joven de Soyapango solicitó un trabajo en cierto negocio de la zona oeste de San Salvador, que cumplía todos los perfiles requeridos por la empresa, como preparación educativa, experiencia en el trabajo solicitado, edad requerida, solvencia de la Policía y otros de la cadena interminable de requisitos.
Enlace copiado
Enlace copiado
 Quedaron en responderle el día siguiente y como nunca lo llamaron decidió llegar al lugar y se dio cuenta de que no lo habían aceptado. Otro amigo que vive en Santa Tecla que lo animó a que fueran juntos a solicitar el trabajo, aunque poseía menos fortalezas que el rechazado, obtuvo su trabajo.

Ambos concluyeron en que como entre los requisitos estaba el de dar a conocer la dirección del solicitante, y el rechazado vive en Soyapango, por eso le negaron el trabajo.

A quienes podrían desestimar tal motivo podría comentarse que en el imaginario de la gente que vive en otros lugares, dadas las noticias involucrando a ese lugar en crímenes, pandillerismo, secuestros, etcétera, creen que todas las personas estamos involucradas en esa clase de hechos.

Dicha forma de pensar origina los estigmas hacia las personas por el lugar donde viven, por su raza, por su preferencia sexual, por su condición religiosa.

Debo comentar que aunque según encuestas esta ciudad se muestra como una de las más violentas, dado el espíritu luchador de la gente, la vida continúa con las personas trabajando, estudiando, divirtiéndose, aunque el estigma hace que algunas personas se sientan rebajadas, apartadas.

La estigmatización es hoy en día tan común y tan frecuente que parecería ante numerosos ojos como algo común y de no mucha importancia.

[email protected]

Tags:

  • estigmatizacion
  • delincuencia
  • soyapango
  • juventud

Lee también

Comentarios