Lo más visto

Más de Opinión

No hay almuerzo gratis

Es recomendable buscar fondos, sin comprometer la macroeconomía y sin afectar a negocios que ahora no pueden pagar una planilla de sueldos.

Enlace copiado
Walter Morales - Coordinador de consultorías, Yancor Coaching & Mentory

Walter Morales - Coordinador de consultorías, Yancor Coaching & Mentory

Enlace copiado

Sin duda la pandemia covid-19 ha venido a desestabilizar a nivel económico y social a todos los países del mundo, desde grandes potencias como Estados Unidos hasta El Salvador que posee una economía sumamente frágil.

En este momento de crisis, parece que la única ruta para conseguir dinero y paliar los efectos de la pandemia es solicitar préstamos a organismos internacionales aunque signifique mayor endeudamiento y deterioro del riesgo país.

Por otra parte, obtener fondos en mercados internacionales se vuelve imposible, debido a las condiciones propias y del resto del mundo; la primera por la imagen deteriorada del país, según calificación de riesgo país que Fitch Ratings del 30 de abril asignaba ("B"- altamente especulativo). Aunque el 17 de mayo Fitch anuncia que llevará la calificación a "C" alto riesgo, comparándonos con países como Zambia, Congo y Mozambique, debido a las acciones tomadas por el Ejecutivo y que han socavado los planes de ventas de bonos a nivel internacional.

Esta crisis no solo es sanitaria sino también económica, por lo tanto, es necesario buscar la receta a tiempo. Una de ella es el endeudamiento, El Salvador ha sido el primer país en recibir un préstamo para emergencias de $389 millones, por parte del FMI, para evitar la propagación del virus, también es cierto que a cambio se exigieron condiciones muy duras, elemental "no hay almuerzo gratis". En algunos casos estas condiciones incluyen eliminación de subsidios, más impuestos y la reducción sustancial del gasto público.

El nivel deuda externa en 2020 seguirá impactando en las condiciones macroeconómicas del país. Asimismo, la población se verá afectada por los incrementos de impuestos directos e indirectos a los que el gobierno de turno ya se comprometió con el FMI. Ejemplo: incremento del IVA, establecimiento del Monotributo para aumentar la recaudación de la mipyme, incluyendo a los informales, y si sumamos el creciente desempleo, la caída de las remesas familiares y una economía parada.

En este sentido, es recomendable buscar fondos, sin comprometer la macroeconomía y sin afectar a negocios que ahora no pueden pagar una planilla de sueldos, pero el apoyo era para hace más de 60 días. Apoyemos las mipymes con fondos de rescate, priorizando las compras públicas en dichas entidades, apoyando con créditos de capital de trabajo con tasas y garantía subsidiadas. Apoyemos a la mype con la formalización, exonerándoles de impuestos, brindando apoyo con asesoría en tiempos de crisis y orientarlos en el manejo de sus finanzas.

Se debe activar un plan anticrisis a la economía, con un pacto nacional por la salud y la economía; reactivando inmediatamente la pesca y el agro para garantizar la seguridad alimentaria, y de manera gradual la mipyme y la gran empresa. Además, sugiero al gobierno trabajar de manera coordinada, planificada y llevar un mensaje de liderazgo ético, de unión, solidaridad, comprensión y empático, con un valor compartido, un "buscar el bien para todos", porque solo unidos vamos a lograr un "EL SALVADOR ADELANTE".

Tags:

  • no hay almuerzo gratis
  • préstamos
  • mipyme
  • deuda
  • impuestos

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines