Lo más visto

Más de Opinión

No más escapadas del trabajo al kínder

Con el objetivo de impulsar un cambio cultural en y desde El Salvador para que las empresas adopten el concepto de Responsabilidad Familiar Corporativa, se acaba de lanzar la primera edición de la guía de buenas prácticas llamada: “Hacia el balance de vida, trabajo y familiar”.
Enlace copiado
No más escapadas del trabajo al kínder

No más escapadas del trabajo al kínder

No más escapadas del trabajo al kínder

No más escapadas del trabajo al kínder

Enlace copiado
El documento contiene una exploración utilizando indicadores IFREI 2.00, de la Escuela de Negocios del IESE, Barcelona, España, llevado a cabo como primer piloto (2012-2016) en 10 empresas buscando enfocarse en facilitar el balance familia y trabajo de los colaboradores, como una rama de la responsabilidad social empresarial.

En el empeño por atraer y fidelizar a colaboradores talentosos, las empresas necesitan dar solución a la motivación más profunda que se tiene para salir a trabajar diariamente: La familia. Existe un desafío por implantar una nueva cultura que vea a la familia del colaborador como un nuevo stakeholder (grupo de interés) o actor relevante, necesario para lograr ser sostenibles en el mediano y largo plazo. Ya nunca más será necesario escaparse del trabajo para ir al acto del bebé en el kínder, dado que la familia es el motor que hace que ellos decidan ir a trabajar y pasar tantas horas fuera de casa.

Las 30 acciones concretas realizadas en 10 empresas que contiene la guía han impactado en términos positivos la calidad de vida de más de 15,000 trabajadores, influenciando indirectamente al menos en otras 55,000 personas que viven en los hogares que los conforman sus familias, que pueden ser imitadas por otras empresas, como una apuesta por los empleos dignos, entendiendo estos como la posibilidad de prosperar, formarse y contar con medios económicos adecuados para ganarse la vida y al mismo tiempo atender a sus familiares e hijos.

El libro fue producto del apoyo de: la OIT, ANEP, su actual presidente, don Luis Cardenal, y su expresidente Jorge Daboub; el Comité de Balance Familia y Trabajo de la ANEP; Fundación EMPREPAS; Nuria Chinchilla, del IESE Business School; la doctora Patricia Debeljuh, quien ha hecho de El Salvador su segunda patria, a la cual arribó 10 veces desde 2013 a 2016, acompañando con su experiencia y entrega incondicionalmente para formar al equipo local de la Fundación EMPREPAS, a la cabeza de Emma Rosa Reyes de Santos, coordinadora técnica del proyecto. La Junta Directiva y miembros de FUNDEMAS, de FUSADES, con sus equipos de comunicaciones; los autores de los capítulos que aportaron su mirada. De modo especial, destaca la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, quien acompaña el esfuerzo desde el año 2007 hasta hoy con su equipo administrativo, en todos los eventos de sensibilización y difusión que se organizaron en torno a la temática de la Responsabilidad Familiar Corporativa. Aquí también se contó con el generoso apoyo de organismos internacionales, instancias gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, universidades, voluntarios y personas particulares, que de una u otra forma patrocinaron.

Finalmente, se agradece a los protagonistas principales: a los medios de comunicación tradicionales y digitales y sus periodistas, que difunden esta visión de la responsabilidad social; y a las diez empresas pioneras: Almacenes Simán, TELUS International, Pizza Hut Premium, Universidad Francisco Gavidia, ASESUISA, Davivienda, Distribuidora Salvadoreña, Grupo San Nicolás, Aeroman y Delsur, quienes llevaron de forma exitosa todo el proceso para apoyar a las familias de sus colaboradores. Y las 50 que vendrán hasta 2030.

Lee también

Comentarios