Lo más visto

Más de Opinión

No morir en la playa

En estos días de Semana Santa, la muerte ronda en nuestras ciudades, carreteras y playas.
Enlace copiado
Enlace copiado
A pesar de estar transcurriendo un lapso anual dedicado a celebraciones litúrgicas para recordar la vida, pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo, la gente en su mayor parte lo utiliza para diversiones paganas. Esta forma de celebrar la Semana Santa no es exclusiva de El Salvador, sino que adquiere dimensión mundial. Por ello, aquí las autoridades están tomando medidas para reducir el número de muertes por accidentes de tránsito, ahogamientos en playas y lagos, reyertas y crímenes del orden común. Si bien son loables esas medidas tomadas por Seguridad Pública, la Policía Nacional Civil y sus cuerpos auxiliares, por las municipalidades, hospitales, Cruz Roja y sus guardavidas, es también importante pedir moderación a la población para evitar todo aquello que podría degenerar en resultados graves. Los medios de comunicación deben mantener sus voces de alerta para que la población civil evite excesos, altercados que suelen terminar en tragedias. Como todos los años, siento la pena de enterarme de estos hechos propios de toda Semana Santa. De nuevo dirijo mi voz a mis conciudadanos para que extremen su buen juicio y su responsabilidad personal y de esa manera no permitan que esta Semana Santa se vuelva algo que ellos y sus propias familias jamás querrán recordar.

Ciudad Delgado

Tags:

Lee también

Comentarios