No se enseña a ahorrar

Enlace copiado
Enlace copiado
<p>Que hay que guardar porque eso conviene porque el que guarda siempre tiene, dice la canción popular que se me viene a la cabeza cuando oigo a personas lamentándose de que el país vive en una miseria espantosa, que los alimentos y artículos de uso diario cada día están más caros y que el dinero que ganan no les alcanza para satisfacer sus necesidades. Pero en muchos casos estas quejas se deben a que a nuestra población no se le ha enseñado a ahorrar ni siquiera una pizca de lo que recibe y el que les llega siempre les parece que es muy poco. Dinero hay y si no lo creemos visitemos mercados, supermercados, restaurantes, chupaderos, pupuserías, centros comerciales. Ahí el dinero corre. Sería bueno que en los programas de enseñanza de todo el país se incluya algo como lo que aprendí en mis días de alumno de kínder cuando las maestras nos daban nuestras primeras clases inculcándonos el hábito del ahorro. Y se pasaba al ejemplo práctico estimulándonos para que lleváramos cada uno algunos centavos que nos daban nuestros padres, los cuales nos los devolvían al fin de determinado periodo con menciones de honor. Era la sabiduría de nuestros mayores que debería ser emulada en estos tiempos para fomentar la formación de buenos ciudadanos ordenados y responsables.</p><p></p>

Tags:

  • opinion
  • editorial

Lee también

Comentarios

Newsletter