Lo más visto

Más de Opinión

Nos piden ser buen ciudadano y lavarnos las manos para prevenir enfermedades, pero no hay agua

Enlace copiado
Maite García

Maite García

Enlace copiado

El nuevo tipo de coronavirus se ha convertido en pandemia y desde todos los puntos del planeta nos unimos con la intención de frenar un virus que tiene ciudades enteras en cuarentena, que ha colapsado sistemas de salud, que ha causado una desaceleración económica y, más importante aún, que se está cobrando vidas humanas, mientras científicos del mundo buscan la fórmula que nos mantenga a todos a salvo contra el virus.

Y mientras la ciencia trabaja contra reloj, los gobiernos en el mundo solicitan a sus ciudadanos ser responsables y a trabajar por la prevención y contención. Entre las medidas: hacer uso de mascarillas en caso de tener tos, evitar el contacto físico, y, aunque pueda parecer básico, lavarse las manos con agua y jabón de manera adecuada continuamente. ¿Pero qué pasa con aquellos que no tienen acceso a agua?

Este 22 de marzo se celebró el Día Mundial del Agua, y esto nos hace pensar la doble vulneración ante la que están expuestos muchos, primero por vivir en zonas donde el acceso a servicios médicos es limitado para poder hacer frente a enfermedades como las causadas por la familia del conoravirus; y segundo, por vivir en zonas donde no hay acceso a agua potable para poder mitigar los riesgos de contagio. Una de cada tres personas en el mundo no tiene acceso a agua potable según UNICEF y OMS (2019); y El Salvador no es diferente, el 44 % de los hogares que cuenta con cañería recibe agua 12 horas o menos al día (EHPM, 2018).

 ¿Cómo pedimos a la población ser responsable y tomar medidas de higiene si no cuentan con lo más básico que es el agua? Es por eso que hacemos un atento llamado a las autoridades de nuestro país para seguir trabajando por lograr que todos los salvadoreños y salvadoreñas tengan acceso a agua de calidad, porque el agua es un derecho. En el año 2010, a través de la Resolución 64/292, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas reconoció el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que son esenciales para la realización de todos los derechos humanos. La Resolución exhorta a los Estados, incluyendo al salvadoreño, a brindar agua y saneamiento a todos los ciudadanos y ciudadanas.

Este año, la agencia de Naciones Unidas que trabaja el derecho al agua ha elegido para celebrar el Día Mundial del Agua el tema “Agua y cambio climático”, y en este marco, además, hacemos un atento llamado a las autoridades, pero también a todos los sectores de la sociedad a seguir contribuyendo al alto de la deforestación, al alto a la contaminación de las aguas, al alto a las emisiones de CO2 y a toda acción que dañe el medioambiente. El planeta no puede esperar más. Las consecuencias de no tomar acción son altas. Por ejemplo, seguiremos dando lugar a la proliferación de enfermedades como las de la familia del coronavirus.

Como World Vision El Salvador, estamos comprometidos a seguir contribuyendo y acompañando a los actores sociales en la búsqueda y aplicación de soluciones sostenibles que procuren una sociedad más justa e igualitaria en la que todos y todas gocemos de nuestros derechos, con un enfoque particular en los niños, niñas y adolescentes, incluyendo el acceso a agua potable y de calidad, a la vez que procuramos el cuido del medio ambiente. 

Hoy, desde nuestra vocación de servicio y nuestra experiencia en el Manejo de Emergencias y Ayuda Humanitaria, estamos trabajando de la mano con los actores sociales y del Gobierno de la República para atender la emergencia del COVID-19 con el fin de mitigar los riesgos de esta pandemia que, una vez más, afecta a los más vulnerables, entre ellos niños, niñas y adolescentes  que pueden sufrir las consecuencias más extremas, como lo son quedarse sin padres, madres o cuidadores frente a la enfermedad o de ver afectados sus medios de vida ante la pérdida de su cuidador, sobre todo cuando estos son adultos mayores.

En medio de esta situación de Emergencia a nivel de país, una vez más, alzamos nuestra voz por los más vulnerables, por hacer valer sus derechos y contribuir a garantizar un país más seguro, saludable y equitativo; mientras, a nivel global, seguiremos garantizando el acceso a agua, brindando el acceso a una persona nueva cada diez segundos, como lo hemos venido haciendo.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines