Lo más visto

Más de Opinión

Notas sobre el ferrocarril de El Salvador

El tren fue introducido en el país por decreto del presidente Rafael Zaldívar en 1882. Primer tramo Acajutla-Sonsonate, luego Sonsonate-Sitio del Niño-Santa Ana y en 1920 en la administración del presidente Jorge Meléndez, el tramo La Unión-San Miguel-San Salvador.
Enlace copiado
Notas sobre el ferrocarril de El Salvador

Notas sobre el ferrocarril de El Salvador

Notas sobre el ferrocarril de El Salvador

Notas sobre el ferrocarril de El Salvador

Notas sobre el ferrocarril de El Salvador

Notas sobre el ferrocarril de El Salvador

Enlace copiado
Terminal importante fue final avenida Independencia y principios de la misma, Reloj de Flores, donde estaba la estación hacia Quezaltepeque y la famosa Bala de Plata que cerrará estas notas con cita de CD de Dr. Mario Ancalmo, cantautor nacional e internacional de El Salvador. Esperemos ese momento.

Buena luz pueden echar los historiadores Carlos Cañas Dinarte, Erquicia y desde luego el ya legendario Pedro Escalante Arce.

Lo poco que puedo aportar viene de relato verbal y escrito de don Jaime Casamiquela, quien con mi padre, Héctor Manuel Arce, fueron pagadores con 60 y 90 colones al mes en el tramo de oriente, San Salvador-La Unión y regreso, de 1929 a 1933.

Para trabajar en las oficinas del ferrocarril y ser pagadores se necesitaba el inglés, ya que todos los jefes eran gringos y algunos británicos; y ambos lo aprendieron en Nueva York de 1925 a mayo de 1929, para donde viajaron de aquí en tren con conexión a Puerto Barrios, saliendo de este puerto en barco a Nueva Orleans y de esta ciudad del sur de la Unión a Nueva York por ferrocarril. Al regresar por la misma ruta en mayo de 1929 ingresaron a la Pagaduría en julio de 1929.

¿Cómo es que me di cuenta de este rollo? Veamos.

A principios de octubre de 1986, leí una escritura pública de compraventa en las oficinas de don Roberto Sol Millet, en donde era gerente y representante de dicho empresario don Casamiquela; leí escritura pública a favor de empresa del V.H. Luis Alonso Aparicio Osegueda; compareció también el ingeniero Bellegarrigue por Valores Consolidados.

Concluida que fue la ceremonia, el señor Casamiquela me preguntó si sabía quién era Héctor Manuel Arce. Le comenté que era mi padre y que hacía poco había fallecido y me dio el pésame. Y me contó la historia de palabra y después me dio algo por escrito.

Sobre lo relatado solo queda la memoria del firmante de esta colaboración, pues lo escrito que me había entregado el señor Casamiquela se perdió en el “Rubén Darío”, lugar de mi despacho soterrado por el terremoto del 10 de octubre de 1986, del cual gracias a Dios sobreviví ileso.

Para finalizar: no puedo dejar de contar que el Dr. Mario Ancalmo, conocido cantautor, ha grabado un CD, en el que hace referencia a la Bala de Plata. La canción dice que “se fue, se fue la ingrata en la Bala de Plata, pues de Acajutla partió la ingrata en la Bala de Plata, y ella cambió por el que le daba más plata”, como que era de mi “tata” y le dieron ganas de darle “riata”.

No sé si a Mario la Asamblea Legislativa nuestra lo ha nombrado “Hombre Meritísimo de El Salvador”, y debe hacerlo por justicia nacional.

Invitamos a toda nuestra raza que no se “montó” en el tren, que lo visite ahora con alegría y suba en el que tiene el museo de aquí o en el de Sonsonate, inaugurados por CEPA no hace mucho.
 

Tags:

  • Rafael Zaldivar
  • Dr. Mario Ancalmo
  • historiadores
  • Carlos Canas Dinarte
  • Pedro Escalante Arce
  • Erquicia
  • Hector Mauricio Arce Gutierrez

Lee también

Comentarios