Lo más visto

Más de Opinión

Nuestra responsabilidad con la tercera edad

Enlace copiado
Misael Rivas hijo

Misael Rivas hijo

Enlace copiado

Mi padre hasta su muerte sostuvo que nuestra población era trabajadora, respetuosa de las tradiciones y de sus mayores, murió viviendo en su juventud y su adultez, contando todas las anécdotas hermosas y negras, mismas que vi hasta su muerte. Qué triste es el despertar de cada día para mi generación, quienes fuimos criados mitad machistas y mitad por nuestros hijos, quienes ya nacieron con la tolerancia y la inclusión, como parte de sus vidas, con los héroes de Yugi Oh y los niños con dos papás o dos mamás, con la piel siendo un lienzo abierto a las arrugas que terminarán con las palabras escritas en otro idioma y que al final serán solo manchas sin sentido o dibujos de otras caras arrugadas, pero al final podrán decir que nada se les negó y poco se les corrigió, pero de pronto verán, con gran asombro, que son viejos, que son tercera edad, igual a la que décadas prontas pasadas le decían que dieran paso a la juventud, porque no se adaptaban a la tecnología por ser DINOSAURIOS, por no ser parte del cambio.

Lo más triste de esta reflexión es que los adultos jóvenes están convencidos de que son la juventud eterna y aquellos que ya dejaron esa época piensan que con vestirse a la moda o con entonar el mismo ritmo que los nietos se convierten en parte de la juventud, como si esta volviera; el silbido de las canciones que no comprenden son la entonación de la separación y la falta de madurez, para estos también llegará la muerte, pero antes llorarán el no poder unir sus labios de nuevo, porque el botox o la cirugía les romperá sus sonrisas. Toda edad tiene su belleza, lo que no tuvimos en nuestra juventud es parte de cada historia personal y solo Dios nos dará lo que merezcamos como recompensa, nosotros solo somos humanos de paso.

Según un político adulto mayor, su partido político no nos quiere a los que pasamos de los 50 porque nuestra oportunidad se nos escapó; quizá sea cierto, pero por aquellos jóvenes engañados que murieron en el río Torola o en el kilómetro 8 rumbo a Santa Ana, los mozuelos de ahora nacieron en un país que permite las malas mañas y los funcionarios irreverentes y presidentes de moda.

El famoso 2020 llegó, no con el temor del ya histórico Y2K, mucho menos con la patria partida por la guerra, este es el momento de pararse y que piensen en su tercera edad, en la nuestra nadie pensó, los actuales padres de la patria la mataron sin oportunidad de reconciliación.

¿Qué harán, jóvenes? ¿Callarán? ¿Serán juventud que realmente vele por las nuevas generaciones? Según aprecio, la deuda histórica de las AFP está en su era, si van a combatir a la corrupción, comiencen por recuperar el dinero de sus padres, porque al fin y al cabo todos estamos trabajando por un dinero que legalmente se lo pueden robar, paren la corrupción y luego vendrá la unidad nacional.

Siempre he dicho que El Salvador es la mejor inversión, nadie lo escucha porque no digo el precio, ¿comprenderán ustedes que El Salvador es la mejor inversión? Como lo veo están en deuda con nosotros y ustedes. Viva El Salvador.

Tags:

  • juventud
  • adultos
  • tercera edad
  • AFP
  • inversión

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines