Lo más visto

Más de Opinión

Nuevas Ideas, viejas mañas

Enlace copiado
Jaime Ramírez Ortega

Jaime Ramírez Ortega

Enlace copiado

El argumento para destacar a Nuevas Ideas, con relación al resto de partidos políticos, es que sería un proyecto del pueblo y para el pueblo, de modo que se planteó como novedoso y horizontal, de hecho, hasta el mismo presidente Bukele dio la apariencia que lo entregaba en manos del pueblo, para que Nuevas Ideas eligiera democráticamente a sus autoridades; pasados los meses, luego de la toma de posesión presidencial, comenzaron a emerger los primeros conflictos internos dentro del partido, al grado que algunos miembros de Nuevas Ideas tenían profundas diferencias con respecto al manejo y elección de autoridades.

Todo ello debería ser normal en cualquier partido político, ya que la discusión y el debate de las ideas es propio de la democracia; sin embargo, en el caso de Nuevas Ideas se vendió como monolítico, unificado y ordenado, por lo tanto, no debía de haber conflictos ni discusiones por puestos, dado que se suponía que los líderes emergerían del pueblo y no de dedo como tradicionalmente lo han hecho el resto de partidos políticos. Además Nuevas Ideas se presenta como una opción limpia, sin pasado político, anticorrupción, antinepotismo, cuyas consignas han sido "el dinero alcanza cuando nadie roba" y "devuelvan lo robado".

Pero como dice un adagio popular, "las palabras se las lleva el viento" ya que para ningún salvadoreño es desconocido que dentro del partido Nuevas Ideas ha ido a parar el lastre de oportunistas (no todos, por supuesto), que eran de los diferentes partidos políticos, con mañas, picardías, relaciones oscuras y con estrategias de conspiración de primer nivel, de modo que el resultado se ha podido ver, de cómo algunos candidatos para las secretarías de Nuevas Ideas se han atacado entre sí, de la forma más vil, esto lo han venido denunciando personas como Rances Arias, fundador de Nuevas Ideas Cuscatlán.

De la misma manera, Mario Crespín aseguró que hay "personas con cargos en el gobierno que se andan promoviendo". También el candidato a secretario departamental de San Salvador, Edwin Cruz, denunció que se están entregando papeletas marcadas para inducir al voto. Pero el caso más crítico es lo que dijo Juan José Martínez, quien es uno de los candidatos, señala que pedirán anular las elecciones. "No podemos tener un partido que se meta en fraude". Luego dice: "Yo he visto que están votando varias veces. Nuevas Ideas merece algo mejor", exclamó.

De tal forma que lo que se vio el primero de marzo, en las votaciones de Nuevas Ideas, en las que eligió a sus líderes a nivel nacional, es una pelea encarnizada entre el pueblo que ingenuamente creyó que el partido era horizontal versus los mismos de siempre liderado por la familia Bukele y sus allegados más próximos. De tal forma que la horizontalidad solo era un espejismo que se transmitió para ganar adeptos de forma acelerada. Pese a ello el proyecto de Nuevas Ideas nació producto de un descontento de la población, por la corrupción y los abusos de poder de los diferentes partidos políticos.

Pero con las elecciones recién pasadas del partido Nuevas Ideas, quedó en evidencia que no existe democracia, ni tampoco la más mínima posibilidad que personas de escasos recursos puedan acceder al liderazgo nacional para la toma de decisiones, de modo que no existe ninguna diferencia entre el FMLN o ARENA. Aunque el partido se llama Nuevas Ideas, pero las mañas y picardías de los partidos tradicionales siguen siendo las mismas, y esto tiene que el partido no se curó en salud, ya que recibió chinche y telepate.

Quedando la horizontalidad así: presidente de la República Nayib Bukele; presidente de Nuevas Ideas, Xavi Zablah Bukele; presidente del INDES, Yamil Bukele. Entre otros.

Tags:

  • Nuevas Ideas
  • Bukele
  • elecciones
  • horizontalidad

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines