Nuevas formas de hacer política

Frecuentemente nos quejamos de que los políticos y sus partidos practican un sistema de partidocracia, que se define como el régimen en el cual solo los partidos son los que toman las más importantes decisiones de la vida política estatal.
Enlace copiado
Nuevas formas de hacer política

Nuevas formas de hacer política

Nuevas formas de hacer política

Nuevas formas de hacer política

Enlace copiado


Nos quejamos de que alrededor de los políticos hay corrupción, transfuguismo, compra de votos, falta de valores. Sin embargo se recuerda que un régimen plural de partidos y organizaciones políticas es un elemento esencial de la democracia, por lo que el Estado debe promover su formación y fortalecimiento, agregando que el gobierno es republicano, democrático y representativo y que el sistema se expresa por medio de los partidos políticos, que son el único instrumento para el ejercicio de la representación del pueblo dentro del gobierno.

Traigo a cuenta las palabras del Dr. David Escobar Galindo, poeta, novelista, jurista, director de la Academia de la Lengua y negociador del proceso de paz que puso fin a la guerra civil, quien hace poco en LA PRENSA GRÁFICA en su artículo “Gobernar es un arte que requiere creatividad cálida y determinación serena”, apuntó: “La democracia es un método de convivencia que tiene como propósito hacer que las distintas posiciones e intereses que juegan en toda sociedad pueden hacerlo de una manera pacífica, responsable y ordenada”. Dichas palabras se contraponen a la costumbre de algunos políticos de actuar sin capacidad de invención, solo siguiendo patrones tradicionales. No se muestran apacibles y reflexivos en sus acciones, sino por el contrario responden de manera tal que no refutan a quienes los acusan de algo, sino que desacreditan a quien los ha censurado.

Además, la convivencia democrática propuesta por el laureado escritor se ha convertido en una batalla sin sentido que tiene como ring el espacio de la Asamblea, las plazas públicas o los lugares en donde se organizan debates. Olvidan por completo que lo que se busca es hacer que, con nuevas prácticas democráticas, la población se acerque con más confianza a los lugares de las votaciones el día de las elecciones y en general crea en una democracia integral, que parta del hombre y su realización.

Actualmente se está implementando el sistema del voto cruzado o voto libre en las elecciones de diputados de 2015, para que exista una mayor libertad en el votante y pueda sufragar por más de un candidato de su preferencia de diferente partido. Ante la duda de que algunas personas se confundan a la hora de marcar, el TSE está obligado a capacitar con la mayor rapidez posible a los integrantes de las juntas electorales departamentales, a las juntas receptoras de votos y a la población en general. El organismo electoral también debe desplegar campañas de educación dirigidas a los electores explicando las distintas maneras de votar. Este último aspecto es crucial para evitar un incremento en la cantidad de votos nulos.

Finalmente, las críticas al voto cruzado no deben ser exageradas por quienes lo rechazan, como el haber dicho que “estas nuevas ideas fueron un invento de Marx y Lenin para debilitar a los partidos políticos y arrebatarles el poder”, ya que lo que debe buscarse es consolidar un avance en la expresión de la voluntad popular.

El espíritu de la reforma de esta magnitud debería privilegiar la modernización de los partidos debido a que los ciudadanos exigirán diputados con más preparación, honestos y responsables, que cumplan las promesas incluidas en sus plataformas legislativas.

Tags:

  • voto cruzado
  • tse
  • partidocracia
  • democracia

Lee también

Comentarios

Newsletter