Nuevas y necesarias modalidades de transporte

La tecnología es un campo fascinante, es quizá realmente parte del motor mismo del progreso. Al menos es responsable del cambio entre eras, provenidas de grandes invenciones. También es la fuerza subyacente en la creación o destrucción de muchos mercados; ejemplos en este sentido son el descenso en el uso de líneas fijas o teléfonos públicos en las calles ante el celular; o la preferencia de mandar un mensaje por WhatsApp en vez de llamar.

Enlace copiado
Nuevas y necesarias modalidades de transporte

Nuevas y necesarias modalidades de transporte

Enlace copiado

Una invención reciente es la tecnología GPS (Global Position System). Este sistema es capaz, cuando lo activa en su celular, de especificar su posición con una precisión de metros, usando satélites en la órbita de la Tierra. El GPS tiene un sinfín de aplicaciones, una de ellas es el transporte.

El icónico y brillante Steve Jobs mencionaba que sus más exitosos productos, que cambiaban todo, consistieron en juntar innovaciones en una. Una televisión, más una computadora, más una máquina de escribir es una laptop; un aparato para escuchar música, más un teléfono, más un interfaz para navegar en internet es el iPhone.

Así, era de esperar que al juntar el GPS, en un país donde hay más líneas móviles prepago que personas, y una nueva app (programa para ser usado en un celular) resultaría en un nuevo servicio para pedir con los dedos un transporte, y usted no tenga como única opción el carro que pasó en frente cuando lo requería.

A mi modo de ver, esto no es cuestión si es una empresa nacional o internacional, sino que es una diferente solución privada para un problema público, que trae consigo muchas ventajas. Evidentemente, si hay más personas que puedan usar un mismo vehículo, o dejen el suyo en casa, se lograría disminuir el tráfico. También son capaces de aceptar pagos que no sean en efectivo, lo que podría prevenir el robo.

La aplicación minuto a minuto adapta tráfico, vehículos y usuarios de manera estandarizada. Al tener la información rápida e instantánea de la demanda, activa cambios en los precios, para aumentar o disminuir viajes. De manera muy diferente que las unidades de transporte público, que deben circular durante ciertas horas del día vacías y recibiendo subsidio del Estado, sobre lo cual se ve cómo hay políticos totalmente complacientes sin ninguna intención de intervenir.

El método abre un dilema entre facilidad y regulación. Por un lado, la facilidad abre muchas opciones, lo cual favorece al consumidor, dejando obsoletas las formas de control actuales, las cuales son sinónimo de monopolio y corrupción. Por otro lado, la facilidad podría devenir en una solución privada única, lo cual desfavorecería al consumidor en un futuro. La cuestión sería tomar las providencias para no sustituir un monopolio por otro.

Una a una se han ido añadiendo varias ciudades del mundo a esta idea, donde también su puesta en marcha ha derivado en dificultades; sin embargo, pone de manifiesto el inevitable conflicto, sobre todo, entre el caos del modo del transporte actual y abrirle paso a nuevas y necesarias modalidades de transporte.

Lee también

Comentarios

Newsletter