Lo más visto

Obligados al crecimiento

Apremiado por la posibilidad de un cierre parcial del gobierno federal de Estados Unidos, los dos grandes partidos en el Congreso lograron un acuerdo para aprobar un complemento de $1.1 billones para el presupuesto.
Enlace copiado
Obligados al crecimiento

Obligados al crecimiento

Obligados al crecimiento

Obligados al crecimiento

Enlace copiado
En materia de cooperación internacional, los legisladores estadounidenses tenían varias presiones, como mantener el compromiso con el acuerdo de paz en Colombia o los esfuerzos contemplados en la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras) para frenar la inmigración indocumentada a través de la reducción de la violencia en esta región.

La nueva dinámica impuesta por el presidente Donald Trump de recortar en un 30 % los fondos para cooperación externa entrará en vigor precisamente para el próximo año fiscal, ya que el que está vigente es una herencia de la administración Obama.

No obstante, lo que vimos en la aprobación de esta semana es una reducción de $95 millones para el Triángulo Norte y un aumento de $91 millones para Colombia.

El Gobierno salvadoreño lo toma con mucho optimismo. “No se asusten sobre la cooperación de Estados Unidos; si tenemos cooperación de todo el mundo y esta cooperación va dirigida directamente al sistema de salud. Ahora, la cooperación suiza, en representación de la Ayuda Médica para Centroamérica, ha trabajado en esta obra, pero también está en disponibilidad de seguir contribuyendo a este esfuerzo”, aseguró el viernes el presidente Salvador Sánchez Cerén, durante el discurso de inauguración de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) del Hospital San Juan de Dios de Santa Ana. Ese mismo día, en Yucuaiquín, el canciller Hugo Martínez consideró que si se ve exclusivamente la cooperación bilateral de Estados Unidos a El Salvador, en lo que va del año esta ha aumentado de $67 millones a $72 millones. Esto aún es resabio de la administración del expresidente Barack Obama.

La embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, ha recordado esta semana, a propósito de la aprobación del complemento del presupuesto estadounidense, que cuando se analicen los fondos para el Triángulo Norte de Centroamérica en el presupuesto federal para el próximo año fiscal, se basará en el cumplimiento total de 16 criterios. No uno, 10, 11 o 15. Son 16 de estricto cumplimiento.

Muchos de ellos son cosas que debería hacer cualquier Gobierno sin que hubiera presión internacional, porque implican la tarea inherente del Estado de promover el bienestar de sus ciudadanos y fomentar el progreso y desarrollo. Sin embargo, en el caso salvadoreño, son ejemplos dignos de estudio. Hay uno de ellos que se refiere a “combatir la corrupción, incluyendo investigar y procesar a funcionarios del Gobierno sobre los que pese una presunción creíble de corrupción”. Hay avances, con los casos abiertos a los expresidentes Francisco Flores y Antonio Saca. Pero hay muchas dudas en torno de los puestos en el Ministerio de Relaciones Exteriores creados para José Luis Merino (viceministro de Inversión) y Sigfrido Reyes (embajador en misión especial para las inversiones), de que si realmente son necesarios o solo sirven para blindarlos con fuero. Hay que recordar el caso del general José Atilio Benítez, que por ser embajador (en Alemania) tenía fuero y pasaron más de seis meses para que la Asamblea Legislativa avalara eliminarle esa protección constitucional.

“Todos los días los observamos y analizamos cada criterio por separado... Cada paso que el país está tomando, para bien o para mal, estamos poniendo en ese cuadro”, señala la embajadora Manes. O sea, estamos obligados al crecimiento. O a perder la ayuda para lograrlo.
 

Tags:

  • UCIN
  • neonatales
  • Donald Trump
  • Obama
  • Triangulo Norte
  • Jean Manes

Lee también

Comentarios