Optimizar el voto por rostro

A veces siento que las columnas de opinión se convierten en puros muros de los lamentos. Y que los que escribimos criticamos más de lo que proponemos. Así que ahora, pese a que esta semana ocurrieron muchas cosas por las cuales quejarse de este país, me dedicaré a reflexionar sobre la buena disposición de la Asamblea Legislativa, al aprobar esta semana la votación por rostro para las elecciones de diputados.
Enlace copiado
Optimizar el voto por rostro

Optimizar el voto por rostro

Optimizar el voto por rostro

Optimizar el voto por rostro

Enlace copiado
El año pasado, los salvadoreños vivimos la experiencia de realizar el voto por “carita” para elegir a los legisladores y creo que fue un ejercicio valiosísimo de empoderamiento del ciudadano que, aunque en poca medida, hizo que los partidos políticos cambiaran su forma de hacer campaña.

También los electores hemos cambiado la forma de ver las acciones de los diputados, ya no siempre como un conjunto, sino cada vez más enfocándonos en actores particulares.

Eso, sumado al creciente uso de redes sociales por parte de los políticos, ha permitido que los ciudadanos puedan hacer llegar su inquietudes de manera más directa a los legisladores.

Hemos visto cómo en Twitter o en Facebook los salvadoreños se avocan directamente al diputado que durante el proceso de elección prometió algún proyecto específico. O prometió transparencia, ética y responsabilidad en la toma de decisiones respecto a temas de interés nacional.

Creo que cada vez más los electores son capaces de identificar cómo y a quién pedirle cuentas y este es un ejercicio valiosísimo para sumar a la democracia, que tanta falta le hace a este país.

Los diputados deberán de repensar sus acciones, porque de lo contrario, el elector será capaz de cambiar su voto y marcar otro rostro en las próximas elecciones, dependiendo del actuar de cada quien.

Hago el análisis de mi votación para diputados apenas a unos meses de haberla realizado y puedo decir con claridad con quién me equivoqué y con quién no. De quién espero una buena acción y de quién no.

Pero aunque este es un avance grandísimo y debemos reconocer que marca un cambio de mentalidad, también es importante seguir exigiendo por más cambios que nos permitan tener elecciones más acordes a las necesidades de país.

Por eso, luego de los aplausos y las reflexiones en positivo se debe pensar en los siguientes pasos que se deben tomar. Porque aquí se trata de exigir por los cambios y por los avances.

Así como hace unos meses escribí apelando a que los diputados aprobaran de manera permanente el voto por rostro, ahora apelo porque comience el análisis del voto cruzado.

¿Qué quiere decir esto? Que los salvadoreños no solo seamos capaces de elegir con nombre y apellido a qué diputados queremos en el partido de nuestra elección, sino que además seamos capaces de definir el equilibrio ideológico que habrá en el pleno.

De esta manera, usted podría votar por dos diputados de este partido, por tres del otro, por cinco del siguiente e incidir de alguna manera en las dinámicas de la Asamblea.

También podría, seamos honestos, limpiar un poco el pleno de aquellos que no hacen su trabajo, o de quienes la población cree que no los representa como ellos esperan.

De esta manera, también, casos como el gasto de $46,000 en regalos que realizó el presidente de la Asamblea Legislativo no pasarían al olvido, los políticos cuidarían mejor sus pasos, porque cada hecho, cada decisión, cada forma de votar, tarde o temprano les pasaría factura. Nos curamos de que se perpetúen por puro gusto de la cúpula.

Tags:

  • voto por rostro
  • composicion de la Asamblea Legislativa
  • elecciones legislativas
  • politicos salvadoreños

Lee también

Comentarios

Newsletter