Ordenar las finanzas públicas

Enlace copiado
Óscar Manuel Batres B.

Óscar Manuel Batres B.

Enlace copiado

Se está analizando el Presupuesto General del Estado que el Gobierno presentó para 2021. El Presupuesto es el instrumento que muestra los resultados esperados de los planes y políticas del Gobierno. Todavía no recibimos mensajes claros sobre los planes de Gobierno, ni siquiera sobre los que ocupan los mayores espacios en la propaganda gubernamental, y los reclamos que hacen constantemente a la Asamblea Legislativa.

La improvisación y el desorden con el que se ha manejado la pandemia, y los efectos que ha tenido en la actividad económica, ha puesto las finanzas públicas en una situación altamente comprometida, y delicada para continuar atendiendo las necesidades del país.

Los elevados niveles de deuda que tenemos hacen urgente la elaboración de planes para la reestructuración de todas las obligaciones. Habrá buenas oportunidades para hacerlo porque las organizaciones multilaterales comprenden la necesidad de apoyar a los países debido a las repercusiones de la pandemia en las finanzas públicas, y los indicadores económicos y sociales. Sin embargo, exigirán que las autoridades demuestren claramente los flujos de ingresos y gastos esperados para los próximos años y, principalmente, los planes que los sustentan.

Cuando se necesita poner la casa en orden y aliviar las presiones ocasionadas por las obligaciones, lo primero que debe hacerse es tener una claridad precisa sobre los ingresos y gastos esperados y hacer proyecciones sobre bases bien conservadoras para presentar, y demostrar a todos, un escenario realista sobre la situación de las finanzas públicas, y las necesidades de apoyo para ordenarlas, y que el Estado tenga los recursos necesarios para cumplir con sus obligaciones, y realizar sus planes de gobierno.

En los primeros análisis que han hecho diferentes instituciones especializadas se señala que los ingresos proyectados están sobreestimados y los gastos están subestimados. No puede haber peor escenario para tener claridad y confianza en las cifras del Presupuesto y las autoridades.

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) en un análisis preliminar del Presupuesto señala que los ingresos proyectados se han sobreestimado en $625.0 millones, algunas partidas de gastos están subestimadas y, como consecuencia, el déficit fiscal está subestimado. Haciendo ajustes con base en el comportamiento histórico, se estima que el déficit fiscal será de 10.7 % del PIB en 2020 y de 10 % en 2021, el más alto que hemos tenido en las últimas dos décadas, y tres veces más grande del que hemos tenido en los últimos 5 años. Esto nos llevaría a un nivel de deuda del 95.6 % del PIB en 2021. El déficit de 2020 se explica por la pandemia; seguir aumentándolo en 2021 muestra que el Gobierno no tiene un plan para aliviar unos niveles de deuda que se están volviendo insostenibles.

En un panorama de contracción económica, y condiciones estructurales que han provocado bajas tasas de crecimiento económico y recaudación fiscal durante más de dos décadas, los márgenes para ordenar las finanzas públicas son estrechos. Más temprano que tarde, los organismos financieros multilaterales exigirán tomar medidas extraordinarias, las cuales podrán ser requisitos para llevar a cabo cualquier plan de reestructuración de deudas. Los mercados ya están anticipando que podemos tener una crisis; los precios de los bonos en los mercados internacionales han caído en las últimas semanas, y localmente se están haciendo especulaciones de todo tipo.

Ante una situación tan delicada, el Gobierno debe reconocer su responsabilidad. Ya no puede seguir ocultando ni distorsionando la realidad. Tiene que haber en la Asamblea Legislativa un debate serio, abierto, responsable y transparente sobre la forma en que se deben ordenar las finanzas públicas, y se debe consensuar un ajuste realista al Presupuesto. Es el momento de enviar un mensaje que transmita confianza y tranquilidad, mostrando que, con madurez y sensatez, es posible tomar acuerdos nacionales.

Tags:

  • finanzas públicas
  • responsabilidad
  • presupuesto
  • deuda

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines