Otra propuesta fiscal de reforma de pensiones del gobierno, expropiatoria y desfinanciada

El gobierno/FMLN ha presentado ya cuatro propuestas de reformas de pensiones. La primera la presentó el gobierno en febrero de 2016 y luego han presentado tres adicionales desde el primero de mayo a la fecha.
Enlace copiado
Otra propuesta fiscal de reforma de pensiones del gobierno, expropiatoria y desfinanciada

Otra propuesta fiscal de reforma de pensiones del gobierno, expropiatoria y desfinanciada

Otra propuesta fiscal de reforma de pensiones del gobierno, expropiatoria y desfinanciada

Otra propuesta fiscal de reforma de pensiones del gobierno, expropiatoria y desfinanciada

Enlace copiado
Todas adolecen de los mismos problemas: son expropiatorias de los ahorros de los trabajadores porque se llevan de entrada al menos el 50 % de los ahorros que ya tienen los trabajadores en sus cuentas individuales; no cuentan con estudios actuariales que validen su sostenibilidad a largo plazo; son eminentemente fiscalistas; no buscan reformar el sistema de pensiones para beneficiar al ahorrante y futuro jubilado; todas están desfinanciadas por no contemplar una fuente de recursos en el presupuesto general de la nación para hacerle frente a los compromisos que estaría adquiriendo el Estado a futuro.

En contraposición a todas estas propuestas gubernamentales está la de la Iniciativa Ciudadana para las Pensiones (ICP) que está conformada por muchos sindicatos y organizaciones que están compuestas por trabajadores dueños del dinero; la ANEP que aglutina a todos los empleadores que han aportado más de la mitad de los dineros ahorrados en los fondos de pensiones y que les han dado el empleo a los trabajadores para que puedan cotizar para su retiro; FUSADES que ha aportado mucho conocimiento e investigaciones para el desarrollo de la propuesta; y ASAFONDOS que aglutina a las dos administradoras de fondos de pensiones que son las instituciones que más conocen el sistema de pensiones y las necesidades de los ahorrantes.

La propuesta de la ICP considera las necesidades de fondos del gobierno y por ello se hace cargo de cerca del 60 % de la deuda total del sistema viejo, traído a valor presente, que se estima en $12,000 millones. Pero al mismo tiempo hace una serie de propuestas para que los jóvenes actuales y futuros jubilados tengan una mejor pensión, que se convierta a vitalicia y que tengan otros beneficios antes de jubilarse y una vez jubilados. La propuesta de la ICP es la única que nació con un estudio actuarial, el cual fue realizado por PRIMAMERICA del Dr. Augusto Iglesias que es un reconocido actuario a nivel internacional, de nacionalidad chilena. En el caso de la propuesta de sistema mixto que presentó el gobierno en febrero de 2016, no tenía un estudio actuarial hasta que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) contrató a la empresa Farrell de México en 2017, y su conclusión fue que la propuesta no era sostenible en el mediano y mucho menos largo plazo.

El gobierno quedó desconcertado cuando la ICP presentó su propuesta de reforma integral de pensiones en febrero de 2017 por lo que sindicatos afines al FMLN presentaron el 1 de mayo un pequeño documento en la plaza pública al presidente Sánchez, con el cual el FMLN pretendía poner en la palestra pública elementos que no contenía la propuesta de sistema mixto que habían presentado en febrero de 2016. En julio presentó el gobierno unas ideas sobre un sistema de “cuentas nocionales” y el 13 de julio presentó oficialmente, el ministro de Hacienda, una nueva propuesta de reforma de pensiones a la Asamblea Legislativa. La nueva propuesta pretende ser un híbrido entre el sistema mixto que habían presentado antes y la de la ICP. En la práctica es una nueva propuesta de sistema mixto desfinanciada, que no cuenta con estudios actuariales que la respalden; expropiatoria porque se lleva el 50 % de los ahorros de los trabajadores a un “Fondo de colectivo” y solo promete pagar una serie de beneficios en el futuro sin tener una fuente de recursos asignada en el presupuesto general de la nación que respalde lo que dice que va a pagar. La única forma en que un sistema mixto sea creíble y financiable radica en que se destine ingresos tributarios para ese fin y que se depositen los recursos anualmente en la cuenta individual de cada trabajador. Cualquier promesa que no tenga dinero contante y sonante es falsa.

El haber aprobado por parte de los diputados el incremento del techo del 45 % al 50 % de los fondos de pensiones para que tengan que comprar más CIP, manda el mensaje que los diputados piensan darle largas a la discusión de la reforma de pensiones y que por ello necesitan darle espacio al gobierno para que pueda seguir usando los fondos de los trabajadores hasta 2019, sin su consentimiento, expropiándolos de los rendimientos que debería obtener si fueran invertidos en otras opciones de mercado, y cuyas pérdidas ya se han estimado en más de $2,000 millones, desde 2006 a la fecha.

Lo que los diputados deberían hacer, por consenso, es despojarse de intereses personales, partidarios e ideológicos y aprobar la reforma de la ICP, la cual a pesar de no ser perfecta, es la que más beneficia al gobierno, a los pensionados actuales, a los jóvenes que se pensionarán en el futuro y que además está comprobado que es sostenible en el tiempo. Ya es hora que los diputados demuestren que se merecen ser reelectos o de lo contrario los más de dos millones de afiliados a las AFP deberían cobrárselas en las próximas elecciones de 2018.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter