Lo más visto

Otra vez el transporte colectivo

Ya perdí la cuenta de las veces que he escrito sobre el transporte colectivo de este país. Supongo que ese mismo hecho denota que el problema es repetitivo y es así porque nadie se ha comprometido de una manera real en resolverlo.
Enlace copiado
Otra vez el transporte colectivo

Otra vez el transporte colectivo

Otra vez el transporte colectivo

Otra vez el transporte colectivo

Enlace copiado
Tengo al menos 12 años de andar en el periodismo, y recuerdo desde aquellos tiempos donde los transportistas hasta tenían parqueo en el Viceministerio de Transporte, el borrón del subsidio por parte del expresidente Francisco Flores hasta las varias ocasiones en la que los diputados les han “disculpado” las esquelas. Borrón y cuenta nueva.

Así que cuando escucho “argumentos” de unos y otros tratando de culparse por este histórico problema, quisiera que recordaran cada etapa de este y se dieran cuenta de que todos los partidos políticos de este país son responsables de lo que actualmente vivimos en el transporte colectivo.

Y unos son culpables por acción y otros por omisión. Porque no hicieron nada o porque lo que hicieron empoderó a un sector que nunca ha estado dispuesto a ceder nada, ni siquiera a cumplir con sus mínimos de responsabilidades.

No educan a sus motoristas, no pagan sus esquelas, no renuevan sus unidades, no cumplen las leyes de tránsito y si algo pasa se cobijan bajo las alas de la Asamblea Legislativa, evadiendo así cualquier responsabilidad.

Hace años existen estudios sobre formas de ordenar el transporte colectivo. Recuerdo aquel famoso de firma israelita, del que tanto se habló y nunca se ejecutó. Se han gastado miles de dólares en consultores, en estudios y en subsidio y nada ha cambiado. Contrario a eso todo ha empeorado. Iniciamos 2013 con un patético escenario en el que no hay más que reclamos y cero propuestas. Como siempre.

El Gobierno también tiene explicaciones que dar, puesto que no les ha pagado a los transportistas el subsidio, estemos o no de acuerdo con él. Una parte del monto que se les adeuda sale de cada galón de cada salvadoreño que tiene un vehículo.

A mí no han dejado de descontármelo cada vez que llego a una estación de gas. Así que lo que esperaría es que llegue a donde dice el Gobierno que llegará.

Tampoco hay una respuesta clara en el tema de seguridad, los dueños de buses siguen siendo extorsionados, todo el país sigue siendo extorsionado, digan lo que digan. La gente, el usuario, no viaja seguro en un bus.

No vale la pena repetir todos los beneficios que se obtendrían con un sistema de transporte decente, ya se ha repetido suficientes veces, pero lo que más debería motivarnos es que si el sistema público fuera eficiente, más salvadoreños lo utilizaríamos y reduciríamos un montón de problemas con los que nos enfrentamos a diario.

Pero para lograrlo hay que dejar de jugar, dejar las medias tintas y asumir cada quien sus responsabilidades y desafíos. Eso, sin embargo, es casi imposible con una antesala electoral.

La verdad es que es el sistema el que ya no funciona, son quienes lo dirigen los que necesitan un cambio de mentalidad o ser sustituidos por otros. En este tema sí se necesita un borrón y cuenta nueva.

Lee también

Comentarios