Otro año más y otro menos

Deseo enviar por este medio un cordial y afectuoso saludo de nuevo año de manera muy especial a quienes lean esta columna y comienzo explicando que el título del presente artículo es una realidad lógica, en el sentido de que celebramos un año más de vida pero uno menos también.
Enlace copiado
Enlace copiado
Esta es la vida que nuestro padre celestial nos ha regalado: hemos sentido vientos frescos de paz, progreso, libertad y prosperidad, pero también vientos cálidos contrarios. Recordamos las frases de nuestro papa San Juan Pablo II cuando expresó: “La paz exige cuatro condiciones esenciales: Verdad, Justicia, Amor y Libertad”.

Esto lo desea todo el pueblo salvadoreño que hoy sufre, pero que tiene la cuota de fuerza para luchar para lograr una vida mejor.

Este nuevo año nos impera a reflexionar sobre todas las cosas, acerca de que el vínculo perfecto es el amor.

Hemos leído el capítulo tres de Colosenses de Nuestra Sagrada Biblia, del cual hemos transcrito lo siguiente: “Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios padre por medio de él. No mintáis los unos a los otros, también despójate del viejo hombre con sus hechos. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las cosas de la tierra. Porque habéis muerto y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios”.

Deseo que este nuevo año 2016 sea benévolo para todos los salvadoreños, imbuido de bendiciones.

[email protected]

Tags:

  • año nuevo
  • verdad
  • prosperidad
  • sagrada biblia

Lee también

Comentarios

Newsletter