Lo más visto

Más de Opinión

PICUDODE LA VAINA DEL FRIJOL

Enlace copiado
PICUDODE LA VAINA DEL FRIJOL

PICUDODE LA VAINA DEL FRIJOL

PICUDODE LA VAINA DEL FRIJOL

PICUDODE LA VAINA DEL FRIJOL

Enlace copiado
Pasaba recientemente por unos cultivos de frijol ya florecientes y que empezaban a formar pequeñas vainitas; luego se me vino a la mente los años entre 1952 y 1954, cuando me desempeñaba como agente de extensión agrícola y a menudo recibía visitas de cultivadores que solicitaban alternativas para disminuir el problema del picudo, al que le llamaban soplado de la vaina, pues al abrirla se veía inflada y sus granos, comidos por la larva de tal plaga. Eran tiempos en que no existían agroservicios y de parte del MAG se ofrecía en venta libras de insecticida en polvo BHC-DDT 3-5 y 3-10 a un precio de cincuenta centavos de colón.

Había la limitante de que los cultivadores no tenían espolvoreadoras y se las ingeniaban para la aplicación, poniendo el producto en un calcetín ralo y lo espolvoreaban sobre las plantas. Similar acción realizaban cuando aparecía el gusano medidor en cañales y maíz. En 2016 las cosas han cambiado. Hoy en día las bombas asperjadoras abundan, se ofrece variedad de productos efectivos para diversas plagas o enfermedades; agroservicios se encuentran hasta en los cantones, solo que muchos productores desconocen el ciclo biológico de la mayoría de plagas y acuden a combatirlas cuando a veces es tarde y han causado mucho daño. A manera de ejemplo, cuando nos referimos al picudo de la vaina del frijol, los daños se presentan una vez que empieza la formación de vainitas. Para entonces, viene el picudo adulto y deposita sus huevos dentro de estas. A los cinco o 10 días emergen pequeños gusanitos que se alimentan de los granos tiernos del frijol y si no se combaten oportunamente la cosecha se verá afectada significativamente. Una vez que han ocasionado el daño, las larvitas empupan dentro de la vaina y en pocos días (5-6) vuelven a convertirse en adultos, y si hay ejote, pueden afectar de nuevo. Leía recientemente que en los departamentos hondureños de El Paraíso y Olancho, que son los mayores productores de frijol en ese país, tal plaga puede llegar a perder hasta un 50 % o más de una cosecha si no se combate en forma oportuna. En El Salvador casi ya no se aplican productos en polvo y las espolvoreadoras ya no se encuentran. Por tal razón se recurre a las aspersoras de mochila, generalmente usando piretroides que tengan acción contra coleópteros (picudos). También se usa Malathion dada su baja toxicidad, módico precio y aun efectivo para diversas plagas. Hay muchos más productos que pueden usarse y conviene leer siempre la literatura anexa a los envases y comprobar si está indicado para el combate respectivo. Bien se puede aprovechar, al usar los productos mencionados, agregar un abono foliar, y si se observan manchas en las vainas, características de Antracnosis, un buen fungicida se puede adicionar.

Observo la lucha que hacen los pequeños productores de frijol para cosechar 12 qq por manzana, a menudo cultivando en lomas, donde todos los insumos hay que trasladarlos a espaldas, además de que los afectan las plagas, enfermedades y la poca o mucha lluvia. Requieren de mucho esfuerzo para lograr su cosecha y a veces los precios de venta son tan bajos que a muchos los desanima. Sería interesante que el BFA publicara los costos de producción de maíz y frijol, y el promedio de producción por manzana, a fin de que los consumidores de la ciudad comprendamos que los más pobres nos subsidian con producto relativamente barato, lo cual es injusto. He visto que cuando el invierno se alarga a noviembre y diciembre, época de recolección de frijol, los cultivadores, no teniendo sitios para el secado, lo ponen a orillas de carreteras y, si visualizan lluvias, lo cubren con plástico y muchos pierden, dado que el frijol germina dentro de las vainas. Si deseamos que los campesinos no abandonen los campos y saturen las ciudades, una buena política es buscarles una mayor rentabilidad de sus cosechas.

[email protected]

Lee también

Comentarios