¡Padre nuestro...!

Enlace copiado
Enlace copiado
¡Padre nuestro...! Cubre con tu manto divino este pequeño y sufrido pero lindo país que lleva tu nombre.

Da entendimiento a gobernantes y a políticos para que cumplan sus obligaciones, sin populismos, con entrega y sinceridad; que los impuestos que pagamos los gobernados tienen que administrarlos con honestidad, eficiencia y austeridad; que los humanos somos mortales imperfectos, que tenemos muchas limitaciones, pero con Tu sabiduría, Señor, se puede dejar buenos recuerdos en el archivo de nuestras historias.

El éxito en la vida no es solamente el poder y el dinero (Mujica, expresidente de Uruguay), hay otros parámetros muy importantes... Que las ideologías por firmes que parezcan se debilitan, van perdiendo fuerza, al igual que los humanos con el paso del tiempo. La vida es corta, pero el poder es más corto; ambos son transitorios. Que cada nuevo gobierno no sea “más de lo mismo”. La corrupción e impunidad gubernamental son potenciadores de la violencia.

Señor, danos sabiduría también a los gobernados para poner de nuestros recursos –escasos o abundantes– de nuestra buena voluntad y amor a nuestros prójimos lo suficiente para aliviar en sus penas a los más vulnerables de nuestros compatriotas.

Es urgente eliminar la extrema pobreza y luchar por que las necesidades, los sufrimientos, las raíces de amargura, los resentimientos, las frustraciones, de los niños, jóvenes y adultos, desaparezcan; que no haya adultos mayores desamparados.

Contribuyamos todos y lo podemos lograr. Como corolario, la violencia se reduciría significativamente.

[email protected]

Tags:

  • Mujica
  • Uruguay
  • impunidad
  • populismo

Lee también

Comentarios

Newsletter