Panamá 2015: año contra la corrupción

Panamá declaró 2015 como el año de lucha contra la corrupción.
Enlace copiado
Panamá 2015: año contra la corrupción

Panamá 2015: año contra la corrupción

Panamá 2015: año contra la corrupción

Panamá 2015: año contra la corrupción

Enlace copiado
No es un país muy diferente de la región en cuanto a institucionalidad y aplicación de justicia, que quizá hasta ha sido más laxa por la zona libre y el canal, que se prestan para corrupción e ilícitos. ¿Qué fue entonces lo que disparó en ese país la urgencia del poder político y la sociedad civil de impulsar esa iniciativa novedosa y en la dirección correcta? Fueron los abusos del expresidente, algunos de dimensión internacional, una gran cantidad de señalamientos de hechos de corrupción en Panamá, pero, según la información que nos revelan fuentes cercanas, lo que incubó por largo tiempo ese deseo de hacer justicia cuando el gobernante actuó así, como muchos en Latinoamérica, no fueron los hechos en sí, sino la forma en que lo hizo, con mucha arrogancia, con desdén por los que denunciaban; le importaba poco lo que pensaran o dijeran sus asociados políticos, según los reportes de prensa y lo que cuentan los analistas cercanos.

Con el ejemplo de Panamá, organizaciones que se dedican a monitorear la transparencia de los gobiernos y del nuestro señalan que en El Salvador hay alguna similitud con Panamá, los tres últimos presidentes han sido señalados de corrupción durante y después de sus períodos con notables diferencias; Flores no fue señalado durante su mandato y al salir vivió sin ostentación. Su actual detención sin estar condenado es un poco conspicua, un caso débil, pero sin duda su actuación en la Asamblea con todo lo que dijo y la falta de modestia por decirlo suave son lo que lo que lo tienen en esa situación. El supuesto delito por que se le acusa realmente debiera ser con los “recipientes” de ese dinero de Taiwán.

Al expresidente Saca se le señaló mucho sus ostentación de riqueza al salir y los rumores de hechos de corrupción en connivencia con otros políticos, fue muy reservado y nunca cometió los errores de arrogancia del expresidente de Panamá. Aun en todo el entramado de GANA, del que se le menciona como el arquitecto y maestro titiritero, ha sido sumamente discreto, astutamente, se debe decir. El caso del último presidente es más parecido al de Panamá, estuvo en permanente controversia y ataque a la prensa y a todo el que se le pusiera en el camino, ha sido el presidente con más arrogancia, ha tratado mal a la prensa, oponentes y adversarios políticos; los señalamientos de malas actuaciones en transparencia durante su mandato fueron abundantes, el mismo ex coordinador general del FMLN ha manifestado públicamente que en su criterio en ese gobierno hubo corrupción en Casa Presidencial. El partido guarda silencio, pero no lo defiende.

Las organizaciones que trabajan en transparencia están muy inconformes porque a pesar de existir una ley de transparencia, sus requerimientos de información han fracasado, les han sido denegados. En situaciones semipúblicas manifiestan que seguirán su lucha para tratar de combatir la corrupción, que ciertamente daña a la sociedad.

La corrupción es un mal que existe desde siempre y en todos lados como las enfermedades, tienen importantes coincidencias, no por existir dejan de ser malas, cuando es leve hace poco daño, cuando es grave puede matar al que la sufre. Ambas son un freno al desarrollo, destruyen sociedades que al sufrirlas no logran marchar con fuerza en su desarrollo. La corrupción es uno de los males que afectan gravemente el desarrollo y la convivencia en las sociedades.

Las sociedades con mayor fortaleza institucional y funcionamiento de la ley tienen menos corrupción y más desarrollo. Es importante trabajar en eso, en la ruta de combatir la corrupción en búsqueda del bien común. Aprendamos de Panamá.

Lee también

Comentarios

Newsletter