Lo más visto

Para aprovechar las oportunidades del mundo actual tenemos que crear relaciones en todas las latitudes

Relacionémonos sin reservas, prejuicios ni complejos con la realidad en la que estamos inmersos, aquí y afuera.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Una de las características más visibles y relevantes de los tiempos que corren es el brote expansivo de oportunidades que viene de la mano con los múltiples ejercicios de comunicación que trae consigo el fenómeno globalizador. Es de destacar que la globalización, por su propia naturaleza de fenómeno que trasciende los esquemas tradicionales ya en gran medida caducos, presenta como nota predominante el ser un muestrario creciente de aperturas de la más diversa índole; y entre estas está la apertura de las viejas y artificiales fronteras, con lo cual se propician los más variados contactos entre sociedades y naciones que antes ni se reconocían entre sí en un mapamundi tradicionalmente fracturado. Eso ya no es sostenible hoy, y menos en sus modalidades antiguas; y lo que corresponde entonces es abrir las mentes y las voluntades a los nuevos aconteceres.

Los salvadoreños, en nuestra condición atávica de pertenecer a un país de emigración por motivos estructurales de origen, recibimos estas aperturas que son hoy nota predominante por doquier con una especie de naturalidad que nos habilita de entrada para ir al encuentro de las nuevas realidades que se abren paso a nuestro alrededor y en todas partes. Y, como complemento virtuoso, la historia nacional parece estar en una venturosa afinidad con los fenómenos que se vienen dando en el mundo sobre todo en las 3 décadas más recientes.

Tomemos un ejemplo específico: en 1989 se derrumbó la bipolaridad mundial que venía imperando desde 1945, con presunta vocación indefinida; y ese mismo año, casi en las mismas fechas, los salvadoreños emprendimos el esfuerzo para terminar con la guerra interna y pasar a una fase de democratización real y modernizadora. Cuando la solución política de nuestro conflicto bélico llegó a su fin el 16 de enero de 1992, ya la globalización estaba en marcha, y así pudimos incorporarnos al nuevo rumbo histórico global con posibilidades mucho más abiertas y accesibles de lo que hubiera ocurrido de seguir internamente en conflictividad extrema.

A estas alturas, no es posible ignorar que durante los casi 30 años transcurridos desde entonces, siguen quedando muchas tareas pendientes para que nuestro país esté al día en todo; pero también es notorio que la fuerza del espíritu ciudadano se manifiesta con creciente capacidad de incidir en los ejercicios del cambio; y uno de los signos de ese cambio es la apertura al mundo.

Como dijo el gobernante salvadoreño en su discurso de clausura del Foro de Doha ante líderes mundiales, nuestra civilización actual ha conseguido tres grandes logros: vivir en un mundo globalizado, habilitar un grado de interconectividad sin precedentes y poner la producción muy por encima de lo que la humanidad puede consumir. Ninguno de estos puntos ha desarrollado aún sus diversas potencialidades, y por consiguiente el trabajo de todos los que estamos hoy en el mapamundi, independientemente de la latitud en que nos hallemos y del poder que ejerzamos, es la pieza clave de esta nueva humanidad en marcha. Y precisamente la función esencial de esta nueva humanidad es ser humanizadora a fondo.

En lo que toca a los salvadoreños, nuestro primer deber consiste en asumir sin reservas nuestra posición en la hora presente. Relacionémonos sin reservas, prejuicios ni complejos con la realidad en la que estamos inmersos, aquí y afuera. Por primera vez somos reconocibles en un mapa que hasta hace muy poco nos estaba vedado por la forma en que se ejercía la configuración mundial. Eso ha quedado atrás. Somos sujetos reales como todos, y así debemos comportarnos.

Vamos al encuentro de todo lo que este mundo nos ofrece, y hagámoslo con responsabilidad y al mismo tiempo con inteligencia.

Tags:

  • oportunidades
  • globalización
  • espíritu ciudadano
  • Doha
  • posición

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines