Lo más visto

Más de Opinión

París motiva a ser familia y negocio verdes (1/2)

París ardió en ideas hace días a raíz de una cumbre verde sin precedentes por el interés real de enfrentar y evitar que se acentúe el calentamiento global.
Enlace copiado
París motiva a ser familia y negocio verdes (1/2)

París motiva a ser familia y negocio verdes (1/2)

París motiva a ser familia y negocio verdes (1/2)

París motiva a ser familia y negocio verdes (1/2)

Enlace copiado
Hay esperanza de que tras una reunión global sobre medio ambiente van a realizarse acuerdos que llevarán a cambios reales en la forma en que las personas consumen, hacen negocios y se autogobiernan. Pienso que gran parte de este “momentum” ha sido por el creciente número de consumidores conscientes de querer cuidar la naturaleza para dejar un mejor planeta a las nuevas generaciones (ver carta que hace el fundador de Facebook a su hija recién nacida).

Podríamos contagiarnos del “efecto París verde” y comenzar a cambiar nuestro estilo de vida como sociedad, familia y emprendedores, ya que nunca como ahora el impacto del negocio en el medio ambiente se vuelve atributo esencial para posicionarse de forma competitiva. Las expectativas generadas para volverse verde han llevado a las empresas, entre algunas acciones, a modificar su portafolio de productos y a realizar reingeniería en sus procesos y cadena de suplidores.

Desde la familia podemos hacer tres instancias. Paso 1: Medir su huella de daño a la ecología por la producción de carbón. Si no lo puede medir, no lo puede mejorar (hay herramientas en internet). Paso 2: Adoptar una cultura familiar de corresponsabilidad y de cooperación para cuidar el medio ambiente y para facilitar el balance familia y trabajo, flexibilidad. Equilibrar vida laboral y familiar no significa trabajar menos sino trabajar mejor. Se trata de trabajar en equipo para llevar el trabajo de administración del hogar. Hacer encargos a todos los miembros de la familia, desde el más pequeño hasta el mayor, acorde con sus edades y posibilidades.

Estas medidas incrementarán y mejorarán la comunicación interpersonal y la motivación. Paso 3: Acoja y asuma las nuevas tecnologías. Existen nuevos productos y servicios en el mercado para hacer más eficiente el cuidado del hogar a precios competitivos y al alcance de todos los bolsillos: lavadora, secadora, sacadores de jugo, servicios de compra por teléfono o internet para pagar servicios de electricidad, agua, etcétera. Pedidos de comida a las casas y de las compras de productos al supermercado. Esto implica menos desplazamientos en vehículos y transporte público y, por lo tanto, menos uso de gasolina y emisión de gases. Revise la forma en que está diseñado el cableado de su data y telefonía, pues así reducirá el material empleado y la energía requerida. Indague sobre mantenimiento remoto de estos sistemas, para reducir los viajes del personal de mantenimiento.

Trabajar desde la casa incrementa el 20 % de productividad; 65 % de motivación; reduce el espacio de alquiler de oficina; reduce el costo de traslado de un lado a otro; reduce el impacto de la huella de carbono (no se usa el automóvil), y reduce el costo de la energía.

No es extraño entonces que el papa Francisco, cabeza y padre de gran parte de la cristiandad, señale y recuerde que el comportamiento con el planeta tiene connotaciones morales, animándonos a ser responsables y solidarios con los habitantes de la casa de la gran familia humana: la Tierra. Entre algunas ideas incluidas en la encíclica “Laudato si”, Francisco invita a cambiar estilos de vida consumistas para llevar una vida más sencilla que facilite la verdadera sabiduría y el encuentro generoso entre las personas y familias.

Continuará...

Lee también

Comentarios