Loading...

Parte Meteorológico Universitario

Enlace copiado
Óscar Picardo Joao

Óscar Picardo Joao

Enlace copiado

En el marco de una crisis global de las democracias liberales, las universidades no escapan de las amenazas e impactos colaterales; y como bien anota Manuel Castells (2019) lo más dramático es la "Crisis de la gestión de la crisis", es decir, cómo diseñar soluciones para salir adelante en entornos complejos.

Según Elissa Nadworny (npr.org), en Estados Unidos la matrícula universitaria entre 2011 y 2018 cayó 11 %, es decir, 2.3 millones de estudiantes menos, por tres razones: a) Mercado laboral cambia: ¡mejora la economía, más van a trabajar y menos a estudiar! b) Disminución de estudiantes de bachillerato por razones demográficas. c) Los altos costos de los estudios superiores.

En El Salvador, el descenso mayor de la Tasa Interna de Retorno educativa (TIR) se localiza justamente en el nivel de pregrado universitario; las regresiones elaboradas por el economista Mauricio González Orellana en el periodo 2000-2018 demuestran que el nivel más afectado es el terciario. En efecto, la disminución de la desigualdad que presentan los informes internacionales –Banco Mundial y CEPAL– se debe a un estancamiento salarial de la clase profesional, y no a que los pobres estén mejorando.

La matrícula del nivel terciario –como consecuencia de los datos de educación media en donde solo 4 de cada 10 estudiantes de básica terminan su bachillerato– no crece y como consecuencia en muchas instituciones está disminuyendo, lo cual pone en riesgo la operación administrativa universitaria que generalmente no tiene muy diversificadas sus fuentes de ingreso. Algunas universidades hasta han llegado a disminuir sus cuotas para sobrevivir.

El modelo actual no va con los patrones culturales de los jóvenes –vaya este mensaje para el MINED y para los rectores–; no se ven los jóvenes estudiando una carrera larguísima de 5, 6 o 7 años; asimismo, la arquitectura curricular es nociva, ya que hay muchos pre-requisitos lo cual hace poco eficiente el programa. ¿Qué necesitamos?, hacer dos cosas: a) Crear certificaciones o cursos cortos de habilitación laboral con crédito académico –tanto a nivel de pregrado como posgrado–. b) Diseñar nuevos programas con mayor flexibilidad para responder a los retos del mercado laboral; es absurdo tardarse uno o dos años en diseñar una carrera, responder a las mil observaciones burocráticas de los técnicos del MINED.

La industria 4.0 está cambiando el panorama industrial y laboral; está demandando capacidades y competencias muy específicas centradas en áreas concretas: robótica, automatización, Big Data, sensores, modelaje, aplicaciones móviles, tecnologías de la información, diseño, seguridad informática, etcétera; y las universidades no están respondiendo a esta demanda.

Si bien el modelo STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) está jalonando los nuevos programas y carreras, las universidades no deben descuidar la necesidad de dar respuestas a otros sectores olvidados: Humanidades, Filosofía, Sociología, Historia, Antropología, Arqueología o Filología. Estas disciplinas serán las únicas que pueden equilibrar y corregir los excesos, y a la vez ser la solución para gestionar la crisis.

Los jóvenes padecen de una crisis de confianza en las instituciones...; no se sienten representados por la clase política, tampoco confían en la Iglesia, y no ven en la universidad una salida para resolver el problema de su vida: Caso Chile o Brexit.

Las universidades no van a desaparecer, solo se debilitan y transitan en la crisis; ¿qué hacer...?: a) Metan la universidad en el teléfono móvil... b) Incorporen jóvenes disruptivos en sus equipos gerenciales. c) Diseñen posgrados y certificaciones de corta duración y cursos on line (MOOC). d) Preparen sus capacidades comunicativas para redes sociales. e) Revisen sus procesos y digitalicen su gestión para facilitar procesos a través de Aplicaciones Móviles (APP). Y f) Los adultos sin título pueden regresar a las universidades...

Tags:

  • universidades
  • pregrado
  • matrícula
  • MINED
  • industria 4.0
  • jóvenes

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines