Lo más visto

Pedagogía y didáctica familiar...

Quienes trabajamos en educación poco estudiamos el principal y más influyente escenario educativo: La familia.
Enlace copiado
Pedagogía y didáctica familiar...

Pedagogía y didáctica familiar...

Pedagogía y didáctica familiar...

Pedagogía y didáctica familiar...

Enlace copiado
En efecto, es en el seno familiar en donde convergen los más cruciales maestros –padre, madre e indirectamente hermanos– y en donde se desarrollan las principales pautas de aprendizaje que forjan la personalidad. De hecho cuando los niños llegan a la escuela, cuentan no solo con la base de genotipos y fenotipos propios de su DNA, sino con una plataforma bastante definida propia de su periodo sensitivo de 0 a 6 años: adquisición de lenguaje, orden, percepciones sensoriales y refinamiento de movimiento.

En la escuela o colegios los niños reciben información, conocimientos, capacidades, habilidades, etcétera, y desde muy pequeños ya tienen una ruta crítica bastante marcada de lo que serán, producto de su entorno familiar. Hay cuatro capacidades educativas en que tenemos que ayudarles desde muy pequeños a los niños: 1) oír, es la primera función cerebral (vibración); 2) hablar, es una capacidad física que se desarrolla mientras más oímos; 3) leer, capacidad cerebral que capta letras y simbólicamente construye palabras, frases, contextos; y 4) escribir, actividad cerebral-física –cefalocaudal– que demanda aprestamiento y motricidad (si no gateas no escribes bien). El niño que no lee no escribe, y el que no oye no habla... Veamos a continuación algunas pautas pedagógicas y didácticas de la familia para comprender y aplicar...

¿Qué hacen sus padres en el hogar?: Es una pregunta muy doméstica sobre la cosmovisión familiar; no debemos olvidar que los padres y madres son los primeros maestros, y los niños absorben como esponja todo el ambiente, desde la estética, el orden, los alimentos hasta los detalles mínimos de las relaciones humanas interfamiliares.

¿Qué lenguaje se vive en la cotidianidad?: El lenguaje es fundamental, los niños están oyendo y asimilando todo; por esta razón no importa en qué contexto cultural esté un niño, puede aprender cualquier idioma. Si el lenguaje es soez también lo asimilarán muy bien...

¿Cómo administran su tiempo de ocio?: El tiempo libre educa y mucho; en muchos hogares se utiliza a la TV o internet como una niñera, para que el niño no moleste o esté quieto; pero ¿qué consumen en estos medios?, ¿han analizado la estética, lenguaje y valores de los dibujos animados actuales?

¿Cómo se corrige?: Las formas de corrección –antes llamadas castigo– son fundamentales; la primera regla es no amenace... si va a corregir hágalo, y que la actividad sea moralmente provechosa. Segundo, no trate al niño como adulto, ni le exija comportamientos de adulto. Tercero, no invente castigos cuando está enojado. Cuarto, piense bien cómo la corrección puede ser retributiva –para reparar el daño o para aprender algo.

¿Qué prácticas axiológicas se viven?: Los valores, virtudes y/o principios son claves en la vida de los niños; ante todo tenemos que ser “consecuentes” y éticos, es decir, dar el ejemplo; los niños perciben muy bien la doble moral y la puede asumir de manera rápida a su código de decisiones.

Coherencia entre el proyecto familiar y el proyecto educativo: Tarde o temprano el niño irá al kínder, escuela o colegio; busque un centro educativo con el cual se identifique, no se rija solo por aspectos superficiales o infraestructura, profundice más y luego de tomar la decisión no hable delante de sus hijos mal de la institución.

No subestime a sus hijos menores de seis años: La capacidad de aprender en la etapa preescolar es inmensurable, la cantidad de neuronas por la cantidad de conexiones cerebrales entre sí genera una plasticidad impresionante; como anotamos al principio, cuando el niño llega a la escuela las “cartas ya están sobre la mesa” y los maestros poco pueden hacer... Se educa en la familia, en la escuela se recibe información...
 

Tags:

  • educacion
  • niñez
  • internet
  • familia
  • aprendizaje

Lee también

Comentarios