Pensando en nuestro beato Romero Galdámez

Enlace copiado
Enlace copiado
Con especial agrado leí los detalles relativos a la solemnidad y recogimiento espiritual con que se conmemoró recientemente el trigésimo sexto aniversario del martirio de nuestro amado beato, Óscar Arnulfo Romero Galdámez, en acto celebrado por la Iglesia católica en comunión de la Conferencia Episcopal, Clero Diocesano, Gobierno de la República y máximas autoridades, con la presencia de la feligresía católica salvadoreña proveniente de toda la República y por supuesto, la presencia del señor nuncio apostólico acreditado en nuestro país.

Confiemos entonces en nuestro amadísimo pastor y mártir beato Óscar Arnulfo Romero, que pronto será elevado a la dignidad de santo de la Iglesia católica, lo que permitirá que como fieles católicos ante las adversidades que afrontamos, acudamos y elevemos nuestras plegarias y súplicas con mucha fe y lo más noble y grande pidámosle por el bienestar de nuestra Patria, por el cese de la violencia cruel e irracional y sobre todo, que nos ilumine y nos guíe a encontrar los senderos que nos conduzcan al encuentro hacia una verdadera reconciliación y unidad nacional.

En lo personal me permito enaltecer y agradecer por supuesto a los grupos musicales que durante la vigilia dedicada a nuestro beato Monseñor Romero fueron artífices que dieron realce a tan magno evento con sus interpretaciones hacia la memoria de nuestro beato. Es de reconocer con especial cariño al grupo musical Sierra Madre por ser un conjunto de excelentes músicos y de gran atracción, presidido por el joven artista don Éver Martínez.

[email protected]

Tags:

  • aniversario
  • asesinato
  • Monseñor Romero
  • violencia
  • reconciliacion

Lee también

Comentarios

Newsletter