Lo más visto

Más de Opinión

Perfil del hombre que ejerce violencia contra la mujer y feminicida en El Salvador

Enlace copiado
Ricardo Sosa / Experto en seguridad y criminología

Ricardo Sosa / Experto en seguridad y criminología

Enlace copiado

Basado en los casos públicos y mediáticos más recientes de mujeres que han sido asesinadas con lujo de barbarie en los años 2017 y 2018, se presenta una aproximación al perfil criminológico del feminicida, quien cada vez su actitud violenta va en aumento. Tal es el caso que ya no solamente asesina a una mujer, sino llega a grados de mutilar y agredir en lugares públicos, y además liberar el cuerpo para seguir con su vida de manera normal.

Estos hombres violentos están presentes en todos los estratos sociales, y las víctimas hay desde mujeres que desarrollan trabajos en el hogar, empleadas en oficinas, empleadas doméstica, mujeres comerciantes, estudiantes, profesionales.

Las características generales y más frecuentes de los feminicidas salvadoreños son las siguientes:

–Persona controladora (cómo se viste, color de cabello, con quién se comunica en redes sociales, exige las claves y usuarios de redes sociales y del teléfono, dónde puede trabajar, si estudia o no).

–Maltrata psicológicamente, característica presente en todos los hombres que han resultado involucrados en feminicidios en El Salvador.

–Si asisten a una reunión social o familiar tratará de ridiculizarla en público, usualmente abandonan la reunión antes de finalizar.

–Destruye todo tipo de relaciones de la mujer para aislarla.

–Genera e infunde miedo a la mujer e hijos.

–Celoso, acusa sin fundamentos sobre supuestas relaciones o insinuaciones de ella hacia otros hombres.

–Empuja, amenaza, pellizca, jalonea del brazo como etapa previa a los golpes.

–Menosprecia las ideas, pensamientos, juzga, condena a su compañera de vida e hijos.

–Violencia económica: controlador de las finanzas de ella, de su salario e ingresos. Le brinda solo el dinero mínimo para ella. Solicita traspaso de vehículo o propiedades a nombre de él con el pretexto que es mejor administrador.

–Por lo general está desempleado o tiene trabajos ocasionales, muy eventuales.

(Atribuye que la situación está muy complicada o que le ofrecen un salario abajo de su capacidad y conocimiento y que mejor esperará. Que para ganar el mínimo mejor se queda en la casa).

–Usualmente abusan de bebidas alcohólicas, drogas o estupefacientes.

–Pueden ser visitantes frecuentes de casinos o billares, les atraen los juegos de azar y video juegos con suscripciones en línea.

–Manipulador por excelencia, al punto de amenazar que si lo deja se va a matar, la va a matar a ella o a sus hijos.

–Puede ejercer violencia sobre las mascotas de la casa si tienen.

–Cambios de estados de humor, pero en general es una persona enojada, colérica y poco amigable.

–En la mayoría de casos no había denuncia previa antes las autoridades; y los pocos casos de denuncia en las próximas horas se ha generado ataques a la víctima o incluso la muerte.

–En público se puede mostrar atento, servicial, cariñoso o como mínimo con una conducta normal, pero en la casa es todo lo contrario y manifiesta sus conductas de odio y desprecio hacia la mujer.

–Los denominados ciclos de la violencia están muy marcados cuando hay violencia psicológica o física y los periodos de aparente calma oscilan entre uno y tres meses, luego se repiten.

–No muestran empatía por otra persona ni remordimiento por sus acciones violentas.

Lee también

Comentarios