Lo más visto

Plan de gobierno 2019-2024

Hace quince días este rotativo publicó mi artículo Plan de Gobierno Quinquenal, Programas Anuales y Presupuestos, por lo que recordé la reunión de Toledo en octubre de 2007, promovida por el gobierno español de Zapatero, en que participaron representantes de todos los partidos políticos e independientes, buscando la celebración de un nuevo Acuerdo de Paz, que creo no produjo resultados por falta de voluntad del FMLN; pero también recordé que en los primeros días de diciembre de 2007 me visitaron en Madrid los señores Hato Hasbún, Roberto Lorenzana y Francisco Palencia, no así el candidato Mauricio Funes porque asistió, lógico, a una audiencia que le concedió el Sr. Felipe González, expresidente del Gobierno español.
Enlace copiado
Plan de gobierno 2019-2024

Plan de gobierno 2019-2024

Plan de gobierno 2019-2024

Plan de gobierno 2019-2024

Enlace copiado

Mis visitantes me manifestaron su deseo de que transmitiera a “mis representados” la voluntad del FMLN de buscar un proyecto de plan de nación o de gobierno (2009/2015), identificando por lo menos los puntos de acuerdo entre las partes. Aclarado que yo era representante del Estado de El Salvador y no del gobierno ni de ARENA, me expusieron que como la elección presidencial sería en enero de 2009 y, seguramente en la incertidumbre de quién sería electo, convendría conciliar un plan de nación, al menos en cuanto a posibles acuerdos entre ambos partidos, que le daría estabilidad al país, sin importar quién ganara. Identificamos diferentes temas en que podría haber acuerdos y otros en que no era posible, pero lo importante era esa actitud, beneficiosa para el país, que hubiera reducido la confrontación que hemos vivido desde 2009, empeorándose cada día. Ese mismo mes lo comuniqué al ministro de Relaciones Exteriores para que se buscara celebrar un convenio, pero a principios del año siguiente supe que solo hubo algunas reuniones y ningún resultado.

Indudablemente es muy difícil concertar un plan de nación entre fuerzas políticas diametralmente opuestas en lo político, institucional y económico, que pueda perdurar sin importar cuál fuerza política goce del poder, pero tal dificultad es mínima si lo comparamos con los perjuicios sufridos en los últimos siete años en que los partidos se han dedicado exclusivamente a culparse por los daños sufridos por el país en lo económico, institucional, probidad, seguridad, que se agrava a diario.

Ya basta de culpar los gobiernos militares, los veinte años de ARENA, los cinco de Funes y el actual, cuando los errores se siguen repitiendo, y el país ya sufre las consecuencias y las sufrirán las próximas generaciones que pagarán con una condición de vida inferior a la actual, porque ese es el resultado de producir menos y gastar lo que no tenemos, en lugar de concentrarse en un plan básico, de largo plazo, en beneficio del pueblo salvadoreño, para lo cual sugiero integrar un grupo profesional de trabajo con miembros de los partidos como Alberto Arene, Manuel Enrique Hinds, Héctor Dada, etcétera, e independientes como Mauricio Choussy, Roberto Rubio, Roberto Salazar Candel, Rigoberto Monge, Luis Membreño, Salvador Samayoa y hombres de negocios, para que busquen una solución permanente para el país.

Tampoco debe culparse a la Sala de lo Constitucional, por los graves errores jurídicos que se cometen en las funciones legislativa y electoral de la Asamblea, pero debe reconocerse que sus sentencias han sido cumplidas por los órganos del Gobierno, sin importar si se consideran buenas o malas y algunas hasta invasoras de la función legislativa que pues solo la tiene en forma negativa con su facultad de expulsar del campo jurídico las leyes, decretos y acuerdos inconstitucionales, y hasta algunos han calificado a la Sala como partidaria de la oposición, sin considerar que ella tiene que hacer recomendaciones para regularizar también las actuaciones futuras generando seguridad jurídica en un estado de derecho.

Lee también

Comentarios