Plataforma M-M

José Mujica, presidente de Uruguay, expresó en la Cumbre Río+20 que la actual crisis no es ecológica, es de carácter política.
Enlace copiado
Plataforma M-M

Plataforma M-M

Enlace copiado
<p>[email protected]</p><p>Además, se pronunció a favor de la búsqueda de la felicidad humana y en contra del actual modelo de desarrollo de consumo, el cual es guiado marcadamente por las fuerzas del mercado. Hay que cambiar la forma de vivir. La sociedad de mercado debilita al ser humano. Tan es así que el presidente Mujica le preguntó al mundo: ¿Estamos gobernando a la globalización o la globalización nos gobierna a nosotros?</p><p>&nbsp;</p><p>La gran crisis es política. Debido a que el ser humano no gobierna, las fuerzas del mercado que ha desatado lo gobiernan. Las personas trabajan y trabajan para consumir más y más. El hiperconsumo está agrediendo al planeta. El reto, entonces, es gobernar al mercado. De lograrlo, la sociedad humana desplazaría a la sociedad de mercado.</p><p>&nbsp;</p><p>No se trata de volver a la época de las cavernas. El presidente Mujica propone esforzarse para que el ser humano tenga lo elemental: cuidar a los hijos y tener amigos. En este sentido, José Mujica coincide con el pensamiento del maestro Alberto Masferrer en el Mínimum Vital (1929). Necesidades primordiales son aquellas que –si no se satisfacen– acarrean la degeneración, la ruina, la muerte del individuo: (1) Trabajo higiénico, perenne, honesto, y remunerado justamente. (2) Alimentación suficiente, variada, nutritiva y saludable. (3) Habitación amplia, seca, soleada y aireada. (4) Agua buena y bastante. (5) Vestido limpio, correcto, y buen abrigo. (6) Asistencia médica y sanitaria. (7) Justicia pronta, fácil, e igualmente accesible a todos. (8) Educación primaria y completamente eficaz, que forme hombres cordiales, trabajadores expertos, y jefes de familia conscientes. (9) Descanso y recreo suficientes y adecuados para restaurar las fuerzas del cuerpo y del ánimo.</p><p>&nbsp;</p><p>Al analizar lo planteado por José Mujica y Alberto Masferrer surge la presente iniciativa de solicitarle al círculo académico salvadoreño que proponga un curso de acción (Plataforma M-M) para superar la crisis estructural. Una opción es que un grupo de universidades (UCA, UES, UFG, UJMD y UTEC) liderara la identificación y el monitoreo de un conjunto de metas e indicadores nacionales para los próximos 25 años, a fin de que los futuros gobernantes dispongan de una guía para conducir el país.</p><p>&nbsp;</p><p>La plataforma M-M (cuyas siglas son en reconocimiento a las ideas de Masferrer y Mujica) establecería un nuevo rol para el mercado, la sociedad y el Estado, sentándose así las bases para un plan de nación. En otras palabras, esta propuesta rechazaría el mercantilismo (laissez faire) y el mercado totalmente controlado por el Estado (marxismo-leninismo); promovería la descentralización económica y estatal; impulsaría la participación ciudadana y equidad de género; priorizaría el rescate del río Lempa; y plantearía duplicar la inversión pública en educación.</p><p>&nbsp;</p><p>En síntesis, ante una crisis política a escala mundial y nacional, la solución está en la activa participación ciudadana. El mercado y el Estado lograrán equilibrarse si existe una tercera fuerza (sociedad) capaz de velar por sus derechos y proponer alternativas de solución.</p><p> ****</p><p>Nota: José Mujica es considerado el mandatario más modesto del mundo. Vive con 1,250 dólares al mes, su perra no tiene ningún pedigrí y su carro es un sencillo escarabajo Volkswagen valorado en menos de US$2,000.</p><p>&nbsp;</p>

Tags:

  • opinion
  • editorial

Lee también

Comentarios

Newsletter