Plataformas electorales creíbles

El clima electoral de nuestro país va tomando fuerza y las inquietudes de nuestros políticos se encaminan nuevamente en convencer al electorado de ser –a su entender– la mejor opción para la legislatura 2015-2018; y es de esperar el proselitismo de los candidatos municipales a partir del 31 del corriente.
Enlace copiado
Enlace copiado
En todo caso, las plataformas electorales deben tener una lectura de realidad muy a fondo; no se trata de las trilladas promesas que en cada ciclo electoral se vuelven tradición política y que al contrario de convencer al ciudadano dejan el sabor del populismo y el descrédito a flor de piel de quienes se presentan como plenos redentores de las variadas necesidades poblacionales.

Llama poderosamente la atención cuando se escuchan promesas de desarrollo y generación de empleo –muy bien, es una necesidad fundamental–; sin embargo, hasta el momento no se mencionan líneas de acción para minimizar la violencia y la inseguridad ciudadana y eso lleva a una dificultad mayor, las pretensiones apenas despegan, siendo notorio a la fecha. Es importante que las promesas electorales despeguen de realidades concretas, eso sin dejar de inyectarles potencia para la transformación social; y es un deber ciudadano como ente contralor ver el grado de cumplimiento de las promesas asumidas porque en este clima, los políticos “bajan al terreno de los ciudadanos solo para cazar el voto”, ya es hora de que las promesas sean medidas a la luz de plataformas creíbles.

[email protected]

Lee también

Comentarios

Newsletter