Pobrecito El Salvador

Enlace copiado
José Miguel Fortín Magaña / Médico psiquiatra

José Miguel Fortín Magaña / Médico psiquiatra

Enlace copiado

Pobrecito país el nuestro, que otrora fue llamado el "País de la sonrisa" y que hoy es objeto de burla por los extranjeros dadas las estupideces del gobierno. Pobrecito El Salvador, que antes fue formado por gente laboriosa y que no se amilanaba ante nada, pero que hoy vive de sueños, enviando a su gente a trabajar a los Estados Unidos para que manden remesas, mientras aplauden a su gobernante, que amenaza con sus actitudes, la frágil posición de tanto compatriota. Pobrecita Patria mía, que ha sido engañada por un falso mesías, que siembra vientos (y que cosechará tempestades).

¡Cuántas promesas y cuántos proyectos para los que se pidió dinero prestado y que nunca se concretaron! Aeropuertos y líneas aéreas con quienes ya se había palabreado su construcción; trenes supersónicos que conectarían el occidente con el oriente del país; bonanza financiera que haría crecer en medio de la pandemia la economía a diez o quince puntos; transparencia en el manejo de la cosa pública e intolerancia a la corrupción; cabinas de vacunación de treinta y cinco mil dólares pero que serían el orgullo del planeta y un hospital de más de cien millones, pero construido en tiempo récord y que contaría con más de cien especialidades y sería el más moderno de la Vía Láctea. Cuántas ideas locas salidas de la mente de un enfermo y que solo sirvieron para volver mucho más pobre a un país que cometió el pecado de creer en ese personaje.

Pero, ¿qué ha pasado? ¿Qué sucedió con tanta promesa vacía? Nadie sabe. Parece que la principal razón para pedir una Asamblea y Corte a su servicio era para tapar la increíble cantidad de contradicciones fiscales y potenciales delitos que sus lugartenientes y acaso él cometieron desde que llegaron al Poder. ¿Alguien conoce cuál fue el destino de las famosas casetas y del dinero que dijo emplearía en su puesta en marcha? ¿Se han dado cuenta de que la dizque ley Alabí no protege al Estado, sino a los potenciales delincuentes y obliga a la Fiscalía a no investigar un probable delito? ¿Han visto cómo cada semana, cuando una noticia enturbia algún deseo oscuro del califa, aparece una cortina de humo y el vulgo (y los intelectuales) cambian de temática? Particularmente creo que ese fue el motivo por el que bukele (insisto en la minúscula, porque cada vez que no lo indico, el corrector del periódico lo coloca con la mayúscula que este señor no merece) adelantó la noticia del bitcóin, queriendo desviar la atención del Pueblo sobre la horrorosa corrupción de su gobierno, los desaparecidos y el pozo macabro en Chalchuapa, sin desmerecer el rotundo fracaso del plan de control territorial, que por lo que leemos es producto de una tregua con los pandilleros.

Qué triste lo que pasa en nuestra tierra; todos los días gente es asesinada o desaparecida y otros son despedidos sin tener Corte a la que recurrir. Todos los días el gobierno sube sin control el agua y los demás servicios básicos; y próximamente, deseoso como está de pagar sus deudas sin ningún esfuerzo, empezará a producir la famosa criptomoneda con la energía geotérmica, hidráulica y eólica que hoy utilizamos para suplir el servicio eléctrico del país; pero que luego deberá ser sustituida por mayor consumo de petróleo y un desmedido incremento de las tarifas para los salvadoreños.

El califa cometió un error de cálculo con este último intento de desviar la atención y está recibiendo ya, verdaderos insultos de los que hasta hace unos días lo apoyaban. La famosa moneda virtual podría dejar en bancarrota al salvadoreño de a pie, si la moneda virtual tuviera una bajada, como la que recientemente ocurrió; y podría convertir al país en un antro de malandrines que busquen el lavado del dinero mal habido; pero eso a quien es oscuro no parece importarle. Por cierto, ¿saben Uds. que el archienemigo del pingüino que nos gobierna es Soros; pero que él es uno de los principales inversionistas del bitcóin?

Pobrecito El Salvador, gobernado por un loco, aplaudido por los falsos y seguido por los ciegos. Que Dios nos acompañe en este camino tortuoso y que pronto logremos recuperar la democracia.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines